Se cumplieron 17 meses consecutivos en baja de consumo

Se cumplieron 17 meses consecutivos en baja de consumo

En un contexto de recesión económica, la baja de consumo se vuelve uno de los principales síntomas. Esta vez no pasa desapercibido ya que según informa la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas en locales físicos bajaron un 15,7 %, mientras que la comercialización con modalidad online creció un 0,5 %.

De esta manera, CAME detalla que «el mercado de consumo no pudo recobrar fuerza y el paro sobre fin de mes tampoco ayudó». Esto provocó que los comerciantes dejaron de recibir ingresos por $14.114 millones el 29 de mayo, por otro lado, un mensaje «esperanzador» depende de la calma cambiaria, ya que el mercado no sufre mayores incertidumbres en esta etapa preelectoral.

Los relevamientos de la Confederación estimaron en una comparación mensual, que se registró un leve repunte de 3,5 % aunque responde específicamente a que mayo tiene un día más que abril, ya que fueron meses muy similares en intensidad de ventas. Además, en el balance del mes, el 74,8% de los negocios consultados tuvieron caídas anuales en sus ventas, y solo el 13,6% se mantuvo en crecimiento.

Estos relevamientos mostraron una clara señal de descensos anuales, los cuales, entre los más profundos se registraron en Joyerías, relojerías y bijouterie, con -20,0%, Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares, con -18,1% y Calzado y marroquinería con -17,7%.  Sin embargo, el más suave impacto se notó en la categoría Alimentos y Bebidas, con -7,8%.

«Se cumplieron así 17 meses consecutivos en baja, declive que salvo algún breve periodo de alza arrancó en el 2012, y para los primeros cinco meses del 2019 acumulan un descenso de 12,5 %», estableció en el documento difundido por en ente que nuclea a cámaras de comercio y confederaciones dentro del territorio nacional.

En «Alimentos y Bebidas», las ventas en cantidades descendieron 7,8 % anual y acumulan un declive de 6,5% en los primeros cinco meses del año. Se trata de un sector donde se notó claramente la reducción de la demanda especialmente de bebidas, y la mayor tendencia hacia marcas alternativas. «Si bien hubo mayor estabilidad de precios en el mes, las familias cuidaron su bolsillo», determinó la Confederación.

También, se analizó que las ventas minoristas cayeron 14,1% en mayo 2019 frente a igual fecha de 2018 y subieron 3,5 % cuando se compara mayo contra abril, sin desestacionalizar. En cuanto al futuro, según el ente, «las expectativas para los próximos meses tuvieron una importante recuperación del 33 % de los comercios consultados espera que se repongan las ventas en los próximos tres meses, cuando el mes anterior ese porcentaje fue solo de 24,2 %».