«Hay una parte del electorado peronista que es muy anti k», dijo Fraga

«Hay una parte del electorado peronista que es muy anti k», dijo Fraga

La fórmula confirmada ayer, Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto, por el espacio político de Cambiemos termina con la incertidumbre en cara a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). En este sentido, las elecciones del 11 de agosto se quedarían sin jugadores, ya que ningún espacio tendría una interna.


«Esto es una respuesta a la fórmula Fernández – Fernández. Hay una parte del electorado peronista que es muy anti k que necesita un argumento para poder votar por Macri. Ese es el sentido electoral que tiene la inclusión de Pichetto», aclaró Rosendo Fraga, analista político que participó en el programa de radio Mitre, «Cada mañana».


Por otro lado, destacó que es muy importante el tema de la ampliación de la coalición, y que esto, lo venía pidiendo el radicalismo. Además, el tercer factor que reconoció Fraga fue la gobernabilidad, porque «si Macri es reelecto va a enfrentar un congreso difícil como el que ha tenido. Esa mayor gobernabilidad futura va a requerir algo a lo que Macri ha sido reacio, compartir poder», definió el analista.


«Massa ya está dentro de la coalición de Cristina y el Frente Renovador va a integrar el frente de Unidad Ciudadana, el PJ que preside Gioja y otros partidos más. Va a quedar sellada la alianza política», opinó sobre el otro frente que competiría en las primarias para llegar al 27 de octubre.


Por otro lado, en cuanto a las candidaturas para gobernar la provincia de Buenos Aires, detalló que van a seguir discutiendo el tema de las candidaturas, ya que Massa, tiene influencia política. Si el exintendente de Tigre va a ser candidato en las PASO, para presidente, va a competir con Fernández, «no creo que Massa quiera hacer eso».


En este sentido, Fraga detalló que esto se terminó de definir después del domingo de cuatro elecciones generales (Tucumán, Chubut, Entre Ríos, Jujuy) y las Primarias de Mendoza. Los resultados de las mismas y la cercanía del cierre de fórmulas forzaron a Cambiemos a definirse.


Por último, destacó que los dos han hecho un giro hacia el centro, debido a que se ha tenido un efecto claro en los mercados. La fórmula Fernández – Fernández frenó la escalada de los mercados y la dupla Macri – Pichetto bajó el riesgo país y aumentó bonos y acciones. «Los dos movimientos hacia el centro han vencido la incertidumbre política argentina».