El IARAF analizó la inflación

El IARAF analizó la inflación

En un contexto donde la situación es marcada por la espera mes a mes de los índices de Precio al Consumidor (IPC) revelados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), ya que, el Gobierno depende de la mejora de las previsiones económicas para poder pensar en una posible reelección para los comicios del 27 de octubre.


En este escenario, el IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) realizó un informe acerca del fenómeno inflacionario, factor que según economistas como Alberto Benegas Lynch (H) afectan directamente al sector de la sociedad que se encuentra más vulnerables, debido a que representa un impuesto.


En este sentido, el documento especifica que, en el mes de mayo, los precios a nivel nacional aumentaron un 3,1%, mostrando por segundo mes consecutivo una disminución respecto al mes anterior. «La cifra acumulada para los primeros cinco meses de 2019 alcanzó el 19,2% y la variación de los precios llegó a un nuevo máximo interanual de 57,3%», establecieron.


En cuanto a la desagregación de la inflación, la organización estimó que la suba incidió principalmente el aumento del rubro Salud impulsado por el aumento de prepagas y medicamentos. Así, «el incremento de las Tarifas de servicios públicos en las regiones NEA y NOA por encima del 17%. También, el aumento del rubro Transporte fue afectado por las subas de combustibles y funcionamiento de vehículos personales, ya que, el transporte público solo aumentó en la región del NOA».


De esta manera, según el IARAF, los bienes y servicios que mostraron menores variaciones son los servicios de Comunicaciones, el rubro Bebidas alcohólicas y Tabaco y los servicios de Restaurantes y Hoteles. En contexto de caída de salario real, «se mantiene la tendencia de ciertos bienes de consumo secundario a mostrar aumentos menores al promedio para incentivar su demanda».


«La inflación de 2019 aún muestra efectos de la crisis monetaria y cambiaria de 2018. Mes a mes, dichos efectos rezagados de la devaluación se irán diluyendo, y la dura política monetaria y una posible continuidad de la estabilidad cambiaria, colaborarán para calmar el alza de los precios de cara a las elecciones», describió el ente.


De este modo la cifra del 57,3% interanual en mayo es la mayor desde la hiperinflación del 1991. Sin embargo, «es posible que mayo haya sido el pico máximo de la aceleración que dejó la crisis de 2018», complementaron. Así, se estima que para diciembre de este año, el fenómeno en una comparación interanual termine estando en un 41%.