La situación de la producción del acero

La situación de la producción del acero

La Cámara Argentina del Acero (CAA) realizó un informe acerca de la producción de este elemento a lo largo de todo el país. El ente difundió que este producto bajó en su elaboración un 7,2% en mayo con respecto al igual período del año anterior. En este sentido, el acero tuvo una caída del 3,4% en relación con abril pasado.


Así, según el comunicado producido desde la Cámara, se estima que la producción de hierro primario en este mes fue de 284.900 toneladas, lo cual presenta un resultado de un 10,7% más bajo teniendo en cuenta el ciclo mensual y un 7,1% inferior a la misma etapa del último año.


Además, la producción total de laminados terminados en caliente en mayo fue de 427 mil toneladas, un 6,4% superior a la de abril anterior y un 3,7% mayor a mayo del 2018. A su vez, la elaboración de planos laminados en frío de mayo representó 107.400 toneladas, resultando un 6,2% superior a la de abril y un 16% superior a igual período del 2018.


«En mayo tanto los laminados en caliente como en frío, mantuvieron la tendencia creciente de sus niveles de producción. Se viene recuperando desde los últimos tres meses. El rubro de la construcción comienza a vislumbrarse una tenue recuperación del sector y continúan las obras públicas lanzadas, algunas de las cuales se encuentran en etapa de culminación», detalló el informe.


También se destacó que, en los despachos de cemento, el índice de actividad tuvo un crecimiento durante mayo, incrementando su evolución en un 4,7% haciendo una analogía con el mes anterior. Por otro lado, en el sector automotriz, CAA sostuvo, «Está atravesando el período más dificultoso del año, con caídas importantes en la producción, suspensiones y paradas de planta en diversos establecimientos, lo cual repercute, fundamentalmente, en los productos planos destinados a este segmento del mercado».


«La producción acumula una caída muy fuerte y la exportación de vehículos, fundamentalmente a Brasil, aún no muestra la dinámica esperada. Respecto del segmento de maquinaria e implementos agrícolas, la buena cosecha, que se está desarrollando con normalidad, comienza a impulsar la venta, no sólo de maquinaria agrícola sino además de implementos», determinaron desde el ente.


Por último, según el sector, se está en una ventana de venta de sembradoras que viene desarrollándose de buena manera. Se espera que durante la segunda parte del año se refleje el impacto de la mejora en la venta de cosechadoras. En el sector son optimistas respecto a las mejoras.