Desempleo por cierre de una planta de Loma Negra

La empresa cementera cerró una planta y provocó más desempleo.
<a href="https://elaconquija.com/el-pais/2019/06/27/desempleo-por-cierre-de-una-planta-de-loma-negra/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-06-27T02:02:47-03:00">junio 27, 2019</time></a>

En un contexto que está marcado por la baja del empleo privado por un informe del SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) detallado por el ministerio de Producción y Trabajo, muestra que 203.900 trabajos fueron perdidos en el período anual. De esta manera más de 141.000 puestos afectaron directamente al sector privado.

La empresa de Loma Negra tuvo que cerrar una planta en la provincia de Buenos Aires, lo cual dejó sin un sustento económico a aproximadamente 230 familias, ya que, se tuvo que dejar sin trabajo a una cantidad de 250 trabajadores porteños. Así lo informó el delegado de la organización, Martín Isasmendi en «Minuto a minuto».

«El martes tuvimos una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, tras transcurrir la segunda conciliación obligatoria no llegamos a un acuerdo con la parte empresaria, así es que el ministerio dio libertad de acción a la empresa y al sindicato», comentó acerca de la reunión anterior del cierre de la planta.

«Ese comunicado de prensa es malicioso, responsabiliza a nuestros compañeros del cierre de la planta», expresó el delegado haciendo referencia a como fue informado acerca del futuro de la empresa en la región y sobre los motivos que fueron utilizados para justificar las acciones privadas.

«Defendemos la fuente de trabajo, somos un sindicato que defendemos el trabajo, ellos nos propusieron algo inaceptable, una propuesta que dejaba con trabajo a 136 compañeros, cuando el conflicto arrancó éramos 336, teníamos que aceptar el despido de 200 compañeros, de los 136 que quedaban con trabajo, 85 quedarían con media jornada», reflexionó.

«No hay crisis en la industria del cemento, es una empresa que quiere aprovechar el momento desastroso para precarizar el empleo, la industria del cemento se mantienen dentro de los parámetros, una baja del 7% no hace que se tenga que tomar esta decisión, esta empresa está construyendo una fábrica nueva en Olavarría, con una tecnología moderna, produce el triple con la mitad de la mano de obra, a esa fábrica le falta un año para terminarse, pero aprovechan el contexto para iniciar el plan de reestructuración que debía comenzar dentro de un año, lo hacen porque desde el Gobierno se lo permiten», informó.

Mientras que apuntó «si cierra la fábrica nos tenemos que ir del pueblo, no hay nada de qué vivir, un desastre, muchos más por una empresa que no está en crisis, sus ganancias netas aumentaron 47,7% en este trimestre, lo informó a sus accionistas en Wall Street».