El resultado de las últimas encuestas

El resultado de las últimas encuestas

En un momento donde se empiezan campañas acordes a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto, y rumbo a los comicios generales del 27 de octubre, por un lugar en la Casa Rosada, Lucas Romero, director de la consultora Synopsis, realizó un análisis de la actualidad en las encuestas sobre la intención de votos reflejada en el sondeo del viernes pasado.

«Son cuatro puntos de diferencia. Lo que sobresale en esa foto es el nivel de polarización. Alberto Fernández – Cristina Kirchner tiene una intención de voto de 40,3. La fórmula Macri – Pichetto 36,2. Esa suma nos da 76,5% de la intención de voto. Si uno proyecta los indecisos podría estar en 80%», comentó respecto al frente de «Todos» y al espacio excambiemos, «Juntos por el Cambio».

Respecto de las características del escenario político, expresó, «dentro de los márgenes de error hay una ventaja para el oficialismo en la segunda vuelta. El frente opositor está juntando con una mejor eficacia el voto opositor a Macri. De ese 49,8 que junta en la segunda vuelta, en la primaria ya junta el 80% de ese voto. Mientras que Macri el voto que termina juntando en la segunda vuelta, en la primaria lo comparte con otras candidaturas. Más del 80% de ese 4,1 de Espert en una segunda vuelta terminan votando a Macri».

«El escenario de primaria es el mismo escenario de primera vuelta. El resultado de la primaria es un elemento que pudiera modificar las tendencias de voto de cara a esa primera vuelta de octubre. Ahí es donde el gobierno está concentrando la estrategia», comentó. A su vez, respecto a esto, el economista José Luis Espert, dijo que las PASO son simplemente una encuesta más.

Además, Romero informó que «el oficialismo hace tres meses atrás no veía con preocupación la primaria. Sin embargo, hoy esa primaria al ser tan competitiva y al poner a los espacios cerca de la regla del 45% no termina siendo una buena instancia orientadora y el gobierno necesita juntar todo el voto más refractario a la idea del regreso del kirchnerismo en esa primaria.

«La preocupación del Frente de Todos para lograr los votos necesarios para ganar en primera vuelta. Un dato interesante para destacar es el fenómeno del rango etario como variable heterogénea del escenario. Cuando uno mira cómo se está comportando el electorado por segmento etario, el gobierno está muy bien en los segmentos de mayor edad y el frente opositor está muy bien en los segmentos de menor edad. El gobierno no ha logrado construir un mensaje para el electorado joven», añadió.

Teniendo en cuenta el nivel de participación en las primarias ha venido cayendo sostenidamente, destacó Romero, mientras que el «78% fue en la primaria del 2011. 72% fue la participación en el 2017. El gobierno va a tratar de favorecer una mayor participación porque entiende que el electorado que no participa, el mayor de 70 años que no está obligado, puede ser un factor decisivo para acortar distancias», completó.