En mayo, la producción de petróleo aumentó el 4,2%

En mayo, la producción de petróleo aumentó el 4,2%

El Instituto Argentino de Energía «General Mosconi» fue creado el 21 de octubre de 1983 con motivos de realización de análisis del sistema energético. Esta institución se desenvuelve actualmente en una realidad donde los argentinos enfrentamos el apagón histórico más grande del país. En este sentido, en mayo de 2019, la producción de petróleo aumentó el 4,2% respecto al mismo mes del año anterior, y refleja que en el acumulado de 12 meses aumentó un 3,2%.

El IAE, que constituye un propósito de aprovechamiento racional de los recursos energéticos y a un coherente desarrollo de sus actividades conexas, detalló que, en términos de producción de petróleo convencional, la cual representa al 83% de la producción total en el país, esta se redujo en un 2,8% en los últimos 12 meses, mientras que la producción no convencional, liderada por el Shale Oil (formación sedimentaria que contiene gas y petróleo en la que Argentina tiene un gran potencial de este tipo de recursos), se incrementó en un 53,6%.  

A su vez, en mayo de 2019, «la producción de gas aumentó 7,7% interanual y 5,7% en el acumulado de 12 meses. Descontada la producción de Tecpetrol en Fortín de Piedra, la producción de gas natural acumulada en 12 meses cae 2,2%. Este dato es de particular importancia, ya que la producción no convencional de Tecpetrol en Fortín de Piedra es beneficiaria de los subsidios otorgados por el plan de estímulos a la producción no convencional, Resolución 46/2017, $8.000 millones acumulados en 2019».

Por otro lado, en lo que tiene que ver con la producción de gas convencional, lo cual representa un 61% del total que existe en Argentina, hoy en día se redujo el 8,9% en los últimos 12 meses, mientras que la producción no convencional, liderada ahora por el Shale Gas (en donde la roca presenta una ventaja comparativa frente a países como Estados Unidos, Argelia, Canadá, entre otros), se incrementó 40,7%, representando el 39% del total.

Además, en mayo de 2019 la demanda total de energía eléctrica se redujo un 2,7% en carácter interanual, mientras que disminuyó 3% en términos anuales. La demanda del año disminuye para todas las categorías de consumo, y en la oferta neta local de energía eléctrica se tuvo una caída del 5,1% i.a., mientras que en los últimos doce meses se redujo 3,8% respecto a igual periodo del año anterior.  Así, la generación Renovable es la única que muestra crecimiento positivo en términos anuales, con una variación del 90,5% en 12 meses.

En cuanto a las ventas de naftas y gasoil en mayo se demostró una disminución del 2,2% interanual, mientras que en el cálculo anual disminuyeron 4,4%. A su vez, el Petróleo procesado aumentó 4,5% i.a en mayo de 2019 mientras que en el cálculo acumulado para el último año móvil presenta una disminución del 1,8%. Esto implica que las importaciones anuales de combustibles podrían estar en aumento.

El Gas entregado en el mes abril de 2019 fue de 104 MMm3/d. En este sentido, las entregas totales fueron 14,3% i.a menores mientras acumula una reducción anual del 2,7%.  «El hecho de que la demanda anual de gas esté disminuyendo mientras continúa creciendo la oferta (-2,8% versus +5,7%) implica que podrían sustituirse importaciones a la vez que bajan los precios debido a una sobreoferta. Esta situación no es ciertamente deseable ya que está causada parcialmente por la disminución de la demanda anual de gas», estipuló la Institución.