«El PBI experimentará una mayor caída»

«El PBI experimentará una mayor caída»

A menos de diez días para la realización de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dio a conocer el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). Este estudio detalla las posibilidades que posee el mercado dentro de la economía argentina para los próximos meses. En este sentido, el estudio realizado lanzó un resultado negativo, según informó el diario El Intransigente.


Si bien es cierto que sostuvieron la inflación proyectada en un principio cercana al 40% para este año, ahora los analistas de este sector subieron su evaluación sobre el aumento generalizado de precios para los próximos 12 meses. Al mismo tiempo, calcularon una baja más fuerte del Producto Bruto Interno (PBI) en el 2019.


Según el REM, la inflación del séptimo mes del año habría sido del 2,4%, es decir, un -0,1 punto porcentual en comparación con el relevamiento anterior. Esto significa que la tasa de variación sería inferior a la registrada durante el transcurso de la primera mitad del año, con un 3,4% mensual promedio. Todavía no se conoció la cifra correspondiente del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.


En lo que respecta al segundo semestre, el mercado aspira a que se produzca una caída de la inflación mensual hasta llegar a ubicarse en torno del 2,1% en noviembre, es decir, para luego de las elecciones generales a desarrollarse en octubre. Para diciembre esperan un aumento de precios cercano al 2,2% y que ese sea el porcentaje que se sostenga en el 2020.


En ese sentido, justamente para el próximo año se cree que la inflación rondaría el 28% en general y alrededor del 26,5% para el núcleo. Y para el 2021 las expectativas ansían que el nivel de alza de los valores de los productos ostente un 20% mientras que baje apenas un leve 0.8% en lo que hace a su componente sustancial, es decir, un 19,2%.


Con respecto a al Producto Bruto Interno, los analistas del BCRA que prepararon el informe prevén una variación del PBI real para este año del -1,5%, esto significa una baja del 0,1 puntos porcentuales mayor en comparación con el -1,4% que diagnosticaron en el mes de junio. Al mismo tiempo disminuyeron el crecimiento proyectado para el 2020.


En esa línea, sería del 2% cuando antes la evolución del PBI rondaba el 2,2%. Sin embargo, lo que no mostró variación negativa alguna fue la expansión aguardada para el 2021 que sería del 2,5%. Asimismo, bajó también el incremento esperada para el segundo trimestre, es decir, del 0,7% al 0,5%, se mantuvo para el tercero (0,5%) y subió del 0,4% al 0,5% para el cuarto.