«La herencia macroeconómica recibida no fue ideal, no se la puede culpar por los resultados», dijo Sturzenegger

El expresidente del BCRA criticó el programa fiscal de la administración de Mauricio Macri.
<a href="https://elaconquija.com/el-pais/2019/09/09/la-herencia-macroeconomica-recibida-no-fue-ideal-no-se-la-puede-culpar-por-los-resultados-dijo-sturzenegger/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-09T00:42:23-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

En un contexto marcado por la revelación de un artículo realizado por el expresidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, presentado en la Brookings, una institución dedicada a la formación del pensamiento económico cuya sede se encuentra en la ciudad de Washington, Estados Unidos. Según informó el diario El intransigente, en ese documento, el expresidente del BCRA criticó las inconsistencias de la administración macrista.

«Si bien la herencia macroeconómica recibida por el Gobierno no fue ideal, no se la puede culpar por los resultados», manifestó en el capítulo denominado «lecciones aprendidas». Pero, además, desestimó el papel que «la mala suerte» o la sequía desempeñaron durante el transcurso de la actual administración gubernamental.

«Al final, la culpa recae en las políticas decididas: el deterioro de la política fiscal en primer lugar y, después, la elección de apostar por un crecimiento de corto plazo, aun a costa de las instituciones monetarias y la inflación», explicó. También dijo que los resultados de las PASO significaron un duro golpe para el líder de Juntos por el Cambio.

«Con Macri, en apariencia encaminándose a una derrota en las urnas, el final de los cuatro años estuvo marcado por una aceleración de la inflación y una devaluación, ya que el cuadro monetario otra vez pareció incierto», expresó. En otro pasaje de su escrito se explayó sobre el problema de las Lebac y reconoció que se cometieron errores en su desarme.

Por otra parte, hizo mención al llamado «gradualismo» que implementó el poder ejecutivo desde que llegó al poder. Sostuvo que se trató más de una decisión política más que económica y que los riesgos en materia de toma de una mayor deuda o de un «evento crediticio» se avizoraban en el horizonte de su gestión.

Confesó que previo al día en que se anunció el cambio de las metas de inflación previstas para el año 2018, el Tesoro pretendía una relajación de esa política por motivos fiscales, es decir, de recaudación mientras que desde Finanzas le solicitaban vencimientos más cortos para las Lebac. Pero también se vio presionado por el Gabinete que quería menores tasas de interés.

En ese marco, confesó su salida del BCRA se debió a que el presidente de la Nación fue quien tenía ya decidido trastocar las mencionadas metas de inflación y que estaba dispuesto, incluso, a prescindir de los servicios del propio Federico Sturzenegger como titular al frente de la máxima autoridad monetaria del país.