Fuente: Instagram oficial Kensington Palace

Meghan Markle sigue sin obtener la ciudadanía de Gran Bretaña

Fuente: Instagram oficial Kensington Palace

La duquesa de Sussex aún no ha completado el proceso legal que le permite ser ciudadana británica.
<a href="https://elaconquija.com/espectaculos/2019/11/19/meghan-markle-sigue-sin-obtener-la-ciudadania-de-gran-bretana/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-19T14:37:46-03:00">noviembre 19, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-19T15:57:21-03:00">noviembre 19, 2019</time></a>

Desde que Meghan Markle se unió en matrimonio con su esposo el príncipe Harry en mayo de 2018, la vida de la duquesa de Sussex ha tomado un nuevo rumbo, no sólo en lo personal, sino también en lo legal. Más allá de las reciente denuncia llevada a cabo por Meghan y el duque de Sussex hacia los medios británicos, la duquesa de Sussex debe enfrentarse a un nuevo proceso legal. Esta vez, para definir su nacionalidad británica.

Según informó El Intransingente, hace dos años Meghan comenzó el proceso para obtener la ciudadanía de Gran Bretaña, luego que se anunció su compromiso con Harry en 2017. En aquel momento, desde el Palacio de Kensington acordaron tratarla como a cualquier miembro de la familia real y ella se comprometió a cumplir con los requisitos estipulados por el Gobierno para establecer su estadía.

Ahora la prensa británica reseña que hay varias opciones para conseguir la ciudadanía y todo parece indicar que Meghan se postuló con la opción como cónyuge de un ciudadano británico. En este caso, la ley establece que el solicitante debe haber cumplido tres años de matrimonio antes de que se le conceda la nacionalidad.

“Puede parecer extraordinario dado que ha estado casada con el nieto de la Reina durante 18 meses, pero acepta el procedimiento tal y como es”, sostuvo una fuente cercana a la duquesa de Sussex al diario Daily Mail. Ahora bien, Meghan cumplió con el requisito de haberse casado en los seis meses de haberse comprometido con el hijo de Carlos y Diana. Además, antes que un extranjero llegue al Reino Unido como esposa o marido de un británico debe presentar elementos que prueben que la relación es real.

Todo esto incluye correos electrónicos, chats de teléfono, fotografías de vacaciones o las tarjetas de embarque de los aviones que tomaron para llegar. Por otro lado, luego de vivir en el Reino Unido durante tres años, un cónyuge puede solicitar la ciudadanía con la excepción de tener un permiso de residencia permanente. Luego debe hacer un test pago para obtener la ciudadanía. Además, debe demostrar sus conocimientos de inglés, galés o gaélico escocés.