Información general

150 infractores del Covid-19 hacen tareas comunitarias para no pagar la multa

Igual, las infracciones bajaron de 800 a casi 200 los fines de semana.

Covid-19

Si bien las infracciones por violar normativa relacionada al Covid-19 bajaron en relación con fines de semana anteriores, los infractores catamarqueños tienen 2 opciones, pagar la multa o hacer tareas comunitarias. Quienes “no pueden” pagar hacen tareas comunitarias y lo que “no quieren” pagar entran en un proceso administrativo judicial donde la ejecución los obligará a pagar. Hoy 150 catamarqueños hacen tareas comunitarias porque aseguran que no pueden afrontar la multa.


El ministro de Seguridad, Gustavo Aguirre; explicó que se evita llevar infractores que trasgreden la normativa vigente a las Comisarias debido a que se aglomeran personas y con ello crece el riesgo de contagio de Covid-19 en esos espacios de reclusión por lo que se procede directamente a levantar multas. Este trámite molesta a los infractores que después deben afrontar con tareas comunitarias en instituciones del Estado o hacerla efectiva económicamente.


“El arresto es contraproducente por el riesgo de contagio dentro de las Comisarias por lo tanto estamos trabajando con la aplicación de multas. Con relación a la multa se inicia un trámite administrativo dentro de la policía, se los notifica y se le da continuidad. En caso de que la persona no pueda pagar está la posibilidad de que realicen tareas comunitarias en distintos lugares públicos. De hecho hoy 150 personas lo están haciendo por no poder pagar la multa”, dijo Aguirre.


De manera que están los infractores del Covid-19 que no pueden pagar y los que no quieren pagar. “En caso de que no la quieran pagar, se inicia se inicia un trámite judicial de ejecución de la multa como lo hacen otras instituciones del Estado”, explicó el ministro de Seguridad de la provincia. De todas formas, el funcionario destacó el acompañamiento de la comunidad tras el último decreto de cuarentena estricta. Lo que significa que las sanciones bajaron notablemente.

En los últimos operativos hubo quejas de vecinos porque en los controles se les levantó una infracción sin considerar los motivos reales. Según expresaron los infractores circulaban por extrema necesidad laboral y se quejaron de la falta de sentido común de la policía a la hora de intercambiar con los ciudadanos. La infracción se labró y ahora los transgresores deben responder con dinero o cumpliendo tareas comunitarias. Igual, para tener una idea, las infracciones bajaron de 800 a casi 200 comparativamente entre un fin de semana y otro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *