Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Los Altos

Información general

Funcionaria municipal morosa a los machetazos en Los Altos

Granero fue a hacer la denuncia en la Comisaría y no se la querían recibir.

Una mujer que vende indumentaria de apellido Granero denunció que fue cobrar una deuda a una funcionaria municipal de Los Altos que estaba morosa y esta salió a los machetazos de la casa. Se trata de Soledad Vivanco, que no solo pertenece a Desarrollo Social, sino que está a cargo de la oficina de Violencia de Género. Granero fue a hacer la denuncia en la Comisaría y no se la querían recibir, luego peregrinó por las fiscalías hasta dar con lo asentado el día de los hechos.

Sucedió el viernes de la semana pasada. Según pudo saber El Aconquija, Melisa Granero, dedicada a la venta de ropa e indumentaria, cansada de ir a buscar a la funcionaria en el municipio de Los Altos para cobrar la deuda decidió ir a la casa de Vivanco y esperarla. Llegó en la combi oficial con el responsable de Desarrollo Social, Pablo “Tabla” Figueroa. Vivanco ingresó a la casa, Granero creyó que había ido a buscar la plata, pero salió con un machete advirtiéndole que no le debe nada.

Granero y Vivanco forcejaban con el machete mientras Figueroa miraba, sin intervenir, como erigido en árbitro ocasional del combate entre la vendedora tucumana y la representante de la oficina de violencia de género en la zona. No solo es curiosa y preocupante la actitud pasiva del “Tabla” Figueroa frente a la pelea de mujeres, sino que la funcionaria municipal encargada de concientizar sobre la violencia en la sociedad resuelva una deuda menor a los machetazos.

Vivanco le grito que “no le debe nada” y que “mejor es que no vuelva”. Granero se dirigió a la Comisaría donde le dieron más de una vuelta para tomarle la denuncia, después se confirmó que tampoco giraron la documentación a la fiscalía de turno. De hecho le sugirieron que “lo piense bien” durante el fin de semana. La actitud de los policías hizo deducir a la denunciante la relación existente entre la institución policial y el poder político manejado por el intendente Rafael Olveira.

Al parecer Figueroa iba a dejar que Vivanco mate a Granero o que Granero ultime a machetazos a Vivanco. Como si estuviera en un combate de mujeres en UFC, solo que con machete. Por su parte, desde la fiscalía tuvieron que llamar a la Comisaría para pedirle por favor que remitan las denuncias porque a los policías tienen memoria corta de fin semana o un fuerte compromiso político con el mandamás de turno. Si todo se reduce a política o todo lo politizamos no quedará institución en pie, tampoco garantías. El colmo, los funcionarios no solo se creen impunes, ya no quieren pagar ni lo que sacan fiao.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code