La molestia por el homenaje de Raúl Jalil a los muertos por Covid-19

Opinión

La molestia por el homenaje de Raúl Jalil a los muertos por Covid-19

En Catamarca se destinaron millones en obra pública cuando hay un sistema sanitario endeble y crónico, de ahí parte de la bronca.

De acuerdo a las reacciones en las redes sociales, a los catamarqueños les muy cayó mal la participación de Raúl Jalil en el homenaje a los fallecidos por la pandemia que se llevó a cabo junto a otros Jefes de Estado de todo el país en el Centro Cultural “Kirchner”. ¿Homenaje cuando la pandemia sigue? ¿Después harán otros homenajes al final? En Catamarca se destinaron millones en obra pública cuando hay un sistema sanitario endeble y crónico, de ahí parte de la bronca.

Los recursos no fueron destinados con exclusividad a la emergencia sanitaria, Raúl Jalil decidió hacer puentes, túneles, plazas y una serie de obras públicas que podrían haber esperado, lo que genera un fuerte ruido en la sociedad cuando se habla de un sistema sanitario a punto de colapsar. Para peor se sostiene que el “problema” es un porcentaje de la sociedad que niega la pandemia y que hace caso omiso a las medidas sanitarias impuestas por el Ejecutivo.

Si no se dispuso de todos los recursos en el sistema sanitario, jamás se sabrá cuántos muertos menos por covid-19 podríamos haber tenido, sin duda muchos menos. El descuido de los hospitales del interior fue “solucionado” con “más ambulancias” comprados en la Concesionaria Jalil para trasladar los pacientes complicados a la Capital de Catamarca. En medio, varias promesas de centros de salud nuevos pero al parecer estarán disponibles para cuando pase la pandemia, si es que se cumplen.

No haber “concentrado” los recursos en una sola dirección hace que la gente desconfíe de las explicaciones del gobierno peronista. Los funcionarios jalilista y el propio Gobernador se defienden expresando que comparativamente los muertos son menos en Catamarca que en provincias vecinas, pero los familiares de los fallecidos presienten que el occiso podría haber sobrevivido con otra atención o dedicación oficial, es decir, el problema prioritario que no se tomó como tal.

Ahora el homenaje para los fallecidos que podrían estar vivos. Una locura. Es como estar en una guerra que aún no terminó y homenajear a los caídos sin que estos hayan recibido lo suficiente para sobrevivir. ¿Acaso estos homenajes lo harán cada 3 o 6 meses? No hubiera sido mejor esperar salir de la pandemia, que todo termine para hacer un acto. Por supuesto, el homenaje es porque la clase política no tiene nada que ver con las muertes provocadas por culpa del universo.

Por Juan Carlos Andrada
Especial para El Aconquija.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Exit mobile version