Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
PASO 2021
PASO 2021

Opinión

PASO 2021: la cadena de fraude en Los Altos

El escándalo se da en la estructura donde se asienta la candidatura a intendente de Barot.

Nadie esperaba un bolonqui en Los Altos. Uno lo puede contar graciosamente pero de arranque hubo falsificación de firmas en la UCR para bajar candidatos a concejal en las PASO 2021 y poner otros que -para colmo- afirman que “no sabían nada” del fraude electoral pero “aceptarían” la candidatura porque cayó del cielo. La maniobra ocurrió en una cadena que se pierde entre la prima del candidato a intendente Raúl Barot y el dirigente radical Flavio Fama.


El escándalo se da en la estructura de base donde se asienta la candidatura a intendente de Barot para las PASO 2021. El esquema tenía en principio una pata peronista disidente motorizada por el ex concejal Omar Ovejero y una pata radical identificada con el edil Carlos “Kiki” Olveira. El compromiso era que los dos primeros candidatos a concejales serían para estos espacios que vienen peleando hace rato contra la corrupción municipal del actual jefe comunal, Rafael Olveira.


Un poco más tarde se suma Eduardo Santiago, presidente del Comité local que -según dice- fue agregado sin su autorización (ni firma) en la lista de concejales y que no sabía nada. Sin embargo tampoco piensa renunciar, y menos aún denunciar el fraude electoral del que fue objeto él y los jóvenes radicales que fueron bajados caprichosamente por una mano negra que oscila entre una persona pariente de Barot y el ingeniero Fama, referente radical provincial y Decano de la UNCa.


La apoderada se lavó las manos y dice que solo presentó lo que le scanearon desde Los Altos. Por su parte, uno de los radicales manoseados por el Partido de apellido Santillán fue a verlo a Eduardo Santiago en su casa para preguntarle por qué se había prestado para tan baja maniobra. El presidente del Comité contestó -con cara de perrito de la calle- que él no manejó la lista. O sea, se dio el lujo de dar lástima pero al parecer aceptaría la candidatura porque “le cayó del cielo”.


El movimiento parece no tener conductor, el propio Barot dijo “arréglense ustedes”. Pero, si no habla o no es claro (desde un principio) se pueden sacar algunas conclusiones políticas de este “dejar hacer”/“dejar pasar” del candidato a intendente. El caso es que no da lo mismo. Se puede tener un Concejo Deliberante adicto o uno que genere un sano equilibrio con el Ejecutivo. No solo el radicalismo conserva las mañas. El peronismo corpaccista no quiere quedarse atrás. Es más, le viene muy bien tener “comparreligionarios” mañosos.


Por Juan Carlos Andrada
Especial para El Aconquija

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code