Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Diputado repudió la represión en Antofagasta y criticó el saqueo minero del “oro blanco”

Las palabras de Hugo Ávila, alineado a Consenso Federal, se mostraron a favor de los pueblos mineros opositores a la minería.

banner

Los hechos de violencia ocurridos ayer a la tarde en Antofagasta de la Sierra trajeron muchas secuelas consigo. Pro ejemplo, las pronunciaciones de diputados como Hugo Ávila. El funcionario se mostró muy molesto por el accionar violento de la policía de esa localidad contra la familia Morales. Declaró que esta acción “pisotea los derechos humanos de las comunidades”.

Ávila se mostró en contra del modo de actuar prepotente que tuvieron tanto el Gobierno de Catamarca como las empresas mineras. Denominó al proyecto de extracción de litio en la zona como “modelo minero de saqueo, contaminación y de pasar por arriba voluntades de los pueblos”. Esto en referencia a la porción de ciudadanos opositores a la minería.

Declaró también que “el modelo minero cierra únicamente con una salvaje represión que pisotea los derechos humanos de las comunidades”. Condenó duramente la decisión que tomó la Policía de Antofagasta de la Sierra. Asimismo, exclamó: “Repudio la actitud represiva desatada en contra de la familia Morales de Antofagasta”.

Y es que él explica que la familia ofreció resistencia al plan de construir un camino alternativo para una empresa minera. Pero justamente la locación era el problema, dado que se quería avanzar sobre tierras que le correspondían. El diputado apoya fervientemente lo que dispuso la Corte Suprema. Es decir, que tiene que darse una “licencia social” por parte del pueblo para llevar a cabo los proyectos.

“Tiene que respetar la voluntad de los pueblos, si dan o no dan licencia social a la actividad minera”, expuso Hugo Ávila. “Para eso sería bueno instaurar un sistema de consulta popular”, agregó el diputado como propuesta. Y por último, envió un mensaje al Gobierno de Lucía Corpacci: “No puede imponer la actividad si los pueblos la rechazan”