Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Raúl Jalil

Política

Raúl Jalil le soltó la mano a Rafael Olveira

La respuesta inesperada del Primer mandatario catamarqueño obligó al actual jefe comunal a buscar apoyo en los intendentes vecinos.

banner

“Yo no me meto en la pelea entre ustedes”, habrían sido las palabras del gobernador, Raúl Jalil, respecto a la disputa electoral por la intendencia de Los Altos que tiene su “amigo” Rafael Olveira con el senador Raúl Barot. La respuesta inesperada del Primer mandatario catamarqueño obligó al actual jefe comunal a buscar apoyo en los intendentes vecinos para no sentirse tan solo. Fiel a su estilo, Jalil le soltó sutilmente la mano a Olveira.

Tal como reflejó El Aconquija, Raúl Jalil manifestó que no está pensando en las elecciones porque son circunstanciales sino en la salud y el trabajo de los catamarqueños. De manera que, tiene la cabeza en otra cosa como para ocuparse de la interna Olveira-Barot en Los Altos. Lo que sucede es que el intendente esperaba que su participación fuera decisiva para continuar manejando el poder desde el municipio pero el amigo se borró o -para decirlo de otra forma- tiene otras prioridades.

Sin Jalil como garantía, el jefe comunal que lleva 12 años en el poder se vio obligado a recurrir a los intendentes de la zona para apuntalar con palos el castillo que se derrumba. El problema es que las autoridades de las localidades vecinas se encuentran también en estado de emergencia y cuestionados por lo que poco pueden hacer por el jefe comunal herido en su orgullo, nada más y nada menos, que por el Gobernador. ¿Quién se va a querer jugar?

Lo único que falta es que Barot haga bajar a la candidata a senadora nacional (es lo que se dice) Lucía Corpacci para reforzar la embestida. El senador es ultracorpaccista y no sorprendería que fuera la exgobernadora la promotora del desplante a Olveira para renovar el peronismo. Rafael también hizo su aporte cuando se convirtió rápidamente al jalilismo antes de que Lucía terminara su mandato.

Raúl Jalil tiene fama de no tener palabra. Se lo podríamos preguntar a figuras nacionales como Macri, Luis Barrionuevo, Massa, etc, etc. A nivel local, el gobernador te escucha pero no te escucha y hace lo que quiere. En este caso puntual, Olveira quedó de cama. Tener a Jalil en el equipo es como tener a Messi y la billetera. Pero, a última hora, el mejor jugador del oficialismo municipal, el más caro, el amigo, el hombre desequilibrante dice que se lesionó, que se cayeron los sponsors y que no podrá jugar esta final con el equipo de las estrellas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code