Monteros: esclarecen el robo al rapipago

Monteros: esclarecen el robo al rapipago

En menos de 40 días se lograron notables avances en la investigación de un asalto a un rapipago, ocurrido en la ciudad de Monteros, según lo informó el Ministerio Público Fiscal (MPF), a cargo de Edmundo Jiménez, a . El caso se encuentra totalmente esclarecido, solo restan detalles para requerir la elevación a juicio de la causa.

El hecho en cuestión se registró en la noche del 11 de marzo pasado, es investigado por la Fiscalía de Instrucción II del Centro Judicial de Monteros (CJM), a cargo del doctor Jorge Carrasco, bajo la carátula “homicidio en grado de tentativa, robo agravado por uso de armas en despoblado y en banda”.

Con respecto a la investigación, las fuentes judiciales informaron que se logró detener a uno de los sospechosos y recuperar parte del dinero sustraído. El segundo partícipe, quien está identificado, permanece evadido con pedido de detención nacional. “Era una banda muy peligrosa, que fue desarticulada» relató el fiscal Carrasco.

«Seguramente está implicada en otros hechos delictivos, ya que esta gente vivía de eso. Actuaron con mucha frialdad, una mujer se salvó de milagro porque logró tirarse al piso cuando le dispararon en la cabeza” señala el fiscal que destaca que en menos 40 días se lograron notables avances en la investigación .

El hecho

Se pudo establecer que el ilícito se produjo cerca de las 20:40 horas, cuando Ricardo “Tenedor” Loza y Franco “Cheto” Graneros llegaron a bordo de una moto e ingresaron, con intenciones de robo, a un local de pago de servicios ubicado en calle Alberdi al 700 de la ciudad de Monteros, que momentos antes había cerrado sus puertas para la atención al público. 

El delito quedó registrado en las cámaras de seguridad del local. En las imágenes se observa que mientras los propietarios se encontraban realizando tareas de limpieza en el interior del negocio, los delincuentes ingresaron con armas de fuego de puño en sus manos, encañonaron a las víctimas y les exigieron que abrieran la caja de seguridad.

Las víctimas, temiendo por sus vidas, sacaron $640.000 en efectivo y lo colocaron en el interior de una mochila de color negro. Antes de escapar, los ladrones dispararon contra una de las víctimas, con claras intenciones de quitarle la vida. Afortunadamente, la mujer logró esquivar el disparo arrojándose al suelo.

Luego de todo el hecho, los malvivientes se retiraron del lugar, abordaron la motocicleta en la que habían llegado y escaparon hacia el Sur.

En paralelo, el día 16 de marzo, al realizarse un allanamiento ordenado por la Fiscalía de Instrucción III del Centro Judicial Concepción, en un domicilio del barrio Taguza Norte de la ciudad de Aguilares, en el marco de la causa caratulada “Un tal Tenedor y otros sobre robo agravado”, se procedió al secuestro de las dos armas de fuego utilizadas.

Además encontraron la suma de $ 150.000 en efectivo, numerosas facturas de compra presuntamente realizadas con el dinero obtenido del robo al rapipago, entre ellas la de un televisor, una tablet, una heladera e incluso una motocicleta enduro que fue adquirida de contado en los días posteriores al asalto, por un monto cercano a los $ 180.000.