Más niños del país bajo la línea de pobreza

Más niños del país bajo la línea de pobreza

“La política económica nacional genera pobres mes a mes”, dijo Juan Manzur en reflexión a los datos brindados por el informe realizado por la Universidad Católica Argentina y el Observatorio de la Deuda Social Argentina. El informe “Pobreza, derechos e infancias en la Argentina” detalló que aproximadamente 600.000 niños argentinos, debajo de la edad de 17 años pasaron estar en el grupo que se encuentra bajo la línea de la pobreza entre 2017 y 2018.


Por otro lado, la investigación de la Universidad reveló que a fin del año pasado el 41,2% de los chicos argentinos estaban bajo la línea de pobreza, es decir, 4,1 puntos porcentuales más que en 2017, cuando afectaba al 37,1%. Esta pobreza según la información rescatada se debe a la situación de desempleo que existe en los padres de estas familias o también a la detención de alguno o ambos de sus padres, lo cual dificulta la mantención de la familia.


Según las estimaciones de la EDSA 2018, el 63,4% de los niños y adolescentes estaba privado en el ejercicio de al menos un derecho y 51,7% vivía en hogares pobres en términos monetarios. Un 41,2% de la infancia era doblemente pobre, tanto en el ejercicio de derecho, como en pobreza monetaria. Al respecto, el gobernador de la provincia se dedicó a criticar las políticas llevadas a cabo por el máximo mandatario del país.


“El modelo económico nacional está impactando sobre los grupos más vulnerables, los chicos y las mujeres”, dijo Manzur, cuando en la provincia se cierran locales comerciales constantemente y se mudan para evitar cerrar sus puertas debido a los altos costos impositivos y de los alquileres, según comentó el secretario de la cámara de comercio de San Miguel de Tucumán, Raúl Eduardo Fioretti.


“Hay que modificar la economía a nivel nacional y salir de la timba financiera, porque genera mes a mes más pobres, se cierran fábricas y aumenta la deuda externa”. En este contexto, el gobernador indicó que “el desafío es volver al sector productivo, a generar las condiciones para que vengan inversiones, se instalen fabricas e industrias, para que haya trabajo y para agregar valor a lo que producimos”.


Estas palabras que expresa el máximo mandatario de la provincia reflejan una opinión, más que una actitud, ya que la carga al sector productivo cumple con los primeros puestos dentro de la argentina. Esto se ve expresado en cuanto a la producción base de la economía de Tucumán.


El incentivo al sector productivo nunca fue prioridad para el mandatario peronista, ya que sus esfuerzos, según sus acciones son hacia la educación, la cual se logra con niños nutridos. Cómo consecuencia del desempleo se ve en los datos compartidos por la UCA, que cada vez más niños deben realizar trabajos para poder nutrirse y mantener a la familia.