Los aumentos llegan a Shell

Los aumentos llegan a Shell

En un contexto inflacionario y una economía con muchas fallas la empresa Shell, proveedora de combustible de la petrolera Raizen aumentará sus precios a partir de medianoche. La suba impactará en un 4,3 % en promedio dentro del bolsillo de las personas en Tucumán. Por la mañana, la petrolera estatal YPF dispuso un aumento en el precio de sus combustibles del 4%, dos puntos porcentuales por debajo de la suba que aplicó la privada Axion a nivel nacional.


En esta situación, la primera en realizar una suba de precios fue la marca Axion en un 6 %. Luego, debido a esto, fue YPF quien decidió seguir el mismo rumbo, mientras que Shell es la última en unirse al bombo de los aumentos. En el caso de YPF las naftas registraron aumentos de 3,9% y el gasoil escaló 4,5 %. La última actualización de los precios de las naftas en el país ocurrió a finales de marzo, cuando YPF registró una suba del 4,5% y Shell un 9,5%, que luego retrotrajo por la exageración que significó el incremento.


Estas decisiones cumplen con las variables planteadas desde el sector macroeconómico. Una de ellas es la inflación, es decir, la pérdida del poder adquisitivo del dinero, según el economista y asesor Javier Milei. Otro ítem tiene directa relación con la inestabilidad del dólar que, a pesar de no presentar una suba importante, se mantiene en duda por haber llegado en días pasados a un techo de 47,50, según el Banco Nación.


Además de esto la tercer variables es el precio del petróleo Brent, que escaló desde los USD 67,70 el barril, a fines de marzo, a los USD 73 actuales (casi 8%). Aun así, las empresas aseguraron que los aumentos implementados continúan estando por debajo de las subas del dólar y el precio internacional del petróleo. Esto demuestra que las medidas llevadas a cabo por el gobierno generan un retraso del verdadero precio de los combustibles de Argentina.


“Estamos tratando de acompañar la realidad económica con acomodamientos graduales de precios, esa es la intención”, dijo Daniel González, CEO de YPF. Esta actualización de precios representa la cuarta en lo que va del año 2019, y los ajustes dependen de las empresas por la decisión tomada por el gobierno de liberar los precios de los combustibles. En el control del 50 % del mercado se había dicho que existía un retraso en los precios, a su vez en 2018 el precio de la nafta súper subió casi 60%.


“Los números están para que aumenten las naftas, pero también hay una intención del Gobierno para contener los aumentos de precios”, dijo Raúl Castellanos, titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles. Las intenciones del gobierno van en contra de toda recomendación hecha por economistas, ya que la inflación comienza a contenerse, lo cual, indica que cuando se libere, el avance tendrá una velocidad mayor.

Este incremento de las naftas tiene lugar en la misma semana en que comenzó a aplicarse el programa “Precios Esenciales”, que fue anunciado por el Gobierno Nacional para buscar un respiro en materia económica y tratar de detener la suba de la inflación. Sin embargo, como el valor del combustible es clave dentro de la cadena que define los precios, se generan muchas dudas con respecto a si el congelamiento de los productos de la canasta básica podrá mantenerse.