Las ventas minoristas cayeron un 13,4 %

Las ventas minoristas cayeron un 13,4 %

Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa,las ventas en las pequeñas y medianas empresas cayeron un 13,4 % en abril. Esta cifra no se aleja del contexto económico del país que profundiza la poca demanda por parte de las personas. Según la Confederación las preocupaciones de los comerciantes se encuentran separadas por varios factores, los cuales tienen que ver con tarifas, alquileres y ventas.


Por otro lado, en los locales físicos el descenso significó un 15 %, sin embargo, en la modalidad online creció un 0,3 %. Esta caída representó la número 16 en la economía actual, las cuales fueron de manera consecutiva. También, el informe detalla que para los primeros cuatro meses del año acumulan un descenso de 12,1 %.


«Las perspectivas para el resto del año son inestables, hay mucha incertidumbre en los consumidores. Hacen falta medidas directas como acceso al crédito accesible para los consumidores, beneficios fiscales a las pymes, y baja en los aportes patronales», dijo Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA).


Las caídas anuales más profundas se registraron en Calzado y marroquinería con una cifra cercana a los -22,2%, por otro lado, en cuanto a las joyerías, relojerías y bijouterie, la baja tuvo un porcentaje de -16,7 %. Por el mismo camino, los Bazares y regalos tuvieron el mismo desempeño, una baja de 16,9 %, mientras que los electrodomésticos, electrónicos y celulares demostraron un rendimiento del -15, 6 %.


En cuanto a las contras o barreras que presenta esta economía las subas en los alquileres tiene un papel central, mientras que se ven acompañados por los altos impuestos y cobros de regulaciones laborales. Según esta visión, los más afectados buscaron zonas más económicas o locales más pequeños para mover sus negocios y achicar costos.


«El 76,3% de los comercios consultados tuvieron declives anuales en sus ventas, y sólo el 14,2% se mantuvo en alza», según detalló en el informe de la Confederación. En esta línea, el informe de ventas realizado en abril concluyó que las compras tuvieron poca movilidad. Por este motivo hubo muchos comercios que liquidaban mercadería al precio de costo o con descuentos de hasta 60% que absorbieron completamente los empresarios frente a las urgencias de liquidez.


En cuanto a ‘Alimentos y Bebidas’, las ventas en cantidades disminuyeron 8,6 % anual y acumulan un declive de 6,2% en el primer cuatrimestre del año. La tendencia fue negativa en todo el país, pero especialmente en provincias como Tucumán, Jujuy, y Santiago del Estero. Lo que más se resintió fue el consumo de carne vacuna, lácteos y fiambre, especialmente por las subas de precios agudas con que llegaron esos productos al comercio.