«Se debería haber hecho en el 2015»

«Se debería haber hecho en el 2015»

«Nunca es tarde, pero está fuera de tiempo», dijo Juan Manzur, gobernador de la provincia de Tucumán. Dentro de una coyuntura donde lo más repercutido tiene que ver con el acuerdo que empezó a circular días anteriores, Manzur no quiso quedarse fuera de las discusiones y dio su opinión, ya que el presidente de la nación, Mauricio Macri, realizó un pedido para que los gobernadores se expresen sobre el consenso.


Este intento de llegar a un acuerdo de puntos en común para permitir a la Argentina salir de esa reducción constante de crecimiento representa una manera de traer estabilidad en cuanto a instituciones y mercados. De alguna manera, el equipo de la presidencia estimaría que al realizar un documento y juntar a líderes de distintos sectores de la política permitirá, a su vez, que las elecciones se orienten para el oficialismo.


«Se debería haber hecho en el 2015», aclaró el gobernador de la provincia al ser consultado por los mensajes del presidente. «Nunca nos consultaron absolutamente nada cuando tomaron las deudas, cuando fueron al Fondo Monetario Internacional (FMI)», expresó Manzur viendo desde afuera el resultado de las políticas económicas de Macri, sin contar con el resultado de las anteriores gestiones.


Lejos de considerar como buenas a las medidas adoptadas por «el mejor equipo económico de los últimos 50 años», como dijo el presidente, no se podría abstraer el resultado actual, de las medidas realizadas por Cristina Fernández de Kirchner, en su momento, las cuales son similares, según destacó el economista Agustín Etchebarne.


En este contexto, Mauricio Macri convocó a referentes de la oposición, gobernadores y representantes del empresariado, las organizaciones sindicales, la Iglesias Católica y otros cultos en vísperas de la campaña electoral y se mostró “abierto a escuchar aportes que refuercen el mensaje de previsibilidad”.


«Nosotros en Tucumán no manejamos la política económica nacional. No decidimos los aumentos que se vienen dando en la luz, el gas y la nafta, que derivan en los aumentos de la comida. Hay cada vez más gente en la calle, más desocupados, cierres de fábricas e industrias», el gobernador, quien critica la situación nacional sin cuestionar sus propias administraciones.


«El esfuerzo que hacemos como Gobierno es cuidar a los grupos sociales más vulnerables. Todos tenemos que poner nuestro granito de arena para llevar solución a las familias tucumanas», cerró el mandatario dejando en claro que las metas de su administración es asistir a los más vulnerables, en lugar de capacitar y permitir a la gente la creación de empleo para que pueda ser digna.