Nadie quiere identificarse con la gestión del presidente

Nadie quiere identificarse con la gestión del presidente

Entre muchas discusiones con vistas a las elecciones del 9 de junio en la provincia de Tucumán, los candidatos que representan a la lucha por lograr un buen resultado buscan pegar a la competencia dentro de la situación económica y política nacional. Si bien Silvia Elías de Pérez fue nombrada hace un tiempo por el jefe de Gabinete Marcos Peña, Juan Manzur tuvo participación activa en las decisiones que se tomaron en el Congreso.


En este contexto, Peña había dicho que «nunca los resultados electorales están antes de la votación, Silvia Elías es una excelente candidata», frente a una pregunta del periodista y empresario Jorge Fontevecchia sobre los probables resultados de las elecciones en la provincia, los cuales habían sido parte de una encuesta preelectoral.


En un intento por despegarse de lo que representa actualmente la marca del presidente en las nueve elecciones que se llevaron a cabo hasta el momento en el país, la actual senadora por Tucumán a la gobernación eliminó todo tipo de identificación que pueda emparejar a Elías de Pérez con los resultados de la gestión de Mauricio Macri.


En este escenario, el Gobernador había dejado un comentario que refirió a que la precandidata era la representante del Gobierno nacional en Tucumán. Así, Manzur pensó en utilizar este tipo de acción para poder llegar a un mejor resultado viendo en el horizonte las elecciones que estarán en los ojos del país.


Por su lado, Elías de Pérez dijo que «Manzur, sus diputados y senadores acompañaron casi todas las decisiones que tomó el presidente Mauricio Macri a lo largo de todos estos años». Lo cual, significa una réplica de la misma intención del actual gobernador. Esto da muestras claras del nivel de campaña de ambos personajes de la política.


«Lo que no puede hacer es faltar el respeto y posar de opositor en Tucumán cuando en Buenos Aires hace otra cosa», había continuado sus dichos en la desesperación por despegarse de la marca que promovió la revolución de la alegría, en Tucumán, Cambiemos pasó repentinamente a llamarse «Vamos Tucumán».


Para terminar, desde el núcleo duro de la senadora y del intendente de Concepción, Roberto Sánchez, confían en que el retiro de todo tipo de emblema que acerque al bloque precandidato, del gobierno nacional, «es una buena decisión». Ya que, la imagen del presidente se encuentra de mala manera debido a su administración deficiente. Esto produjo que los afiches, spots publicitarios y audiovisuales tengan solo textos afines a «Vamos Tucumán».