Otro paro con repercusión en Tucumán y en el país

Otro paro con repercusión en Tucumán y en el país

Las repercusiones del quinto «paro general» promovido por la Confederación General del Trabajo (CGT) se hicieron sentir en la provincia de Tucumán con el servicio de transporte interrumpido durante todo el día y los educadores estatales y privados adheridos a la medida de fuerza.


En este sentido, Juan Manzur, gobernador de la provincia dijo que «es un derecho constitucional que tienen todos los trabajadores en la Argentina que lo expresan a través de sus representantes». Defendiendo a las personas que vieron la necesidad de parar su trabajo para protestar contra las medidas económicas tomadas por el sector encargado del equipo del presidente Mauricio Macri.


«El reclamo es por la situación económica errada a la que nos está llevando el Gobierno nacional. Los trabajadores llegan a esta instancia después del fracaso de todas las negociaciones”, afirmó Manzur en rueda de prensa. Por otro lado, el mandatario se mostró de manera disconforme con la posibilidad de un nuevo aumento de los combustibles por la pérdida del valor adquisitivo del dinero.


«Esto va a llevar a que aumente de nuevo la comida. La gente está en contra de toda esta política nacional que lleva a que haya cada vez más pobres porque cada vez hay más gente sin trabajo. Están cerrando las fábricas, las empresas y las industrias», aseguró. Ya que la inflación hace que los precios relativos se vean afectados, entre ellos, la nafta.


Desde el sector económico, Raúl Zylversztein, empresario Pyme expresó en «Minuto a minuto», programa de C5N, que ellos se adhirieron a la consigna de la CGT, ya que nosotros los empresarios no hacemos paro, estamos parados, nos obliga la situación económica, sí lo apoyamos y apoyamos las consignas. Nuestras PyME están cerrando por no tener mercado, se pierden 50.000 empleos, más se pierde en el empleo no registrado, por eso no nos queda otra que adherir a esta medida y aliarnos con los trabajadores, ambos estamos en el mismo barco», destacó.


«Yo soy empresario desde siempre porque es una empresa familiar, estamos tratando de reeditar el pacto social de Gelbard que hoy está de moda, hace falta un pacto para saber cómo vamos a vivir en el futuro, si con los que producimos o de prestado. Sabemos que el gobierno no va a cambiar este rumbo económico, solo pedimos que paren la mano con cerrar ellos las PyME, la AFIP nos está atacando, nos embargan las cuentas y así no podemos continuar», reclamó.


Por último, dijo que «la política industrial argentina hace mucho tiempo está olvidada, antes al menos teníamos consumo, las PyME nos podemos acomodar cuando hay consumo, una política seria de industria hace tiempo que no vemos».