Las repercusiones de las bajas en las retenciones

Las repercusiones de las bajas en las retenciones

En un ambiente donde el Secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luís Etchevehere comentó en su cuenta de Twitter: «bajamos las retenciones de 4 a 3 pesos para las economías regionales. Este es el camino. Bajar los impuestos para fomentar la producción y el trabajo argentino. Reducimos los derechos de exportación para 207 posiciones arancelarias», y además, complementando diciendo que son las medidas que necesita la Argentina para comenzar a crecer después de 8 años.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), realizó una publicación donde detallan este proceso como una «buena señal» por parte del gobierno en torno al contexto de la firma del documento del acuerdo de asociación estratégica entre los bloques económicos de la Unión Europea y el Mercosur, después de haber negociado el evento realizado en Bruselas, por más de 20 años según comunicados determinados por la administración del Estado.

«Si bien seguimos sosteniendo que las retenciones móviles son un impuesto distorsivo, la reducción de la alícuota es una buena señal para la producción primaria, ya que implica la recuperación de más de 2.200 millones de pesos. Tengamos en cuenta que los productos alcanzados exportaron en 2018 por un valor de 2.272 millones de dólares, mientras que se calcula que la medida tendrá un costo fiscal de un poco más de 50 millones de dólares», afirmó Eduardo Rodríguez, titular del sector de Economías Regionales de CAME.

En este sentido, comentaron desde la Confederación que el beneficio, que entrará en vigor a partir del 11 de julio, y esto se suma a una serie de medidas anunciadas por el Gobierno Nacional en los últimos tiempos, todas con un denominador común. Por el mismo lado, se destaca el objetivo de potenciar el desarrollo de la producción regional, devolver competitividad y rentabilidad al pequeño y mediano productor, y generar arraigo en el interior profundo.

«Los costos de contratación de mano de obra se están achicando, por lo que todos los anuncios que disminuyan la carga tributaria al productor son el camino para la reactivación de las economías regionales», añadió recordando el adelantamiento del Mínimo No Imponible, oportunidad en la que el Gobierno nuevamente dio respuesta al pedido de la organización que nuclea a federaciones y cámaras de todo el territorio argentino, por lo que «ya está dando frutos».

Por otro lado, el Decreto 464/2019 lanzado por el Gobierno de Mauricio Macri, actual presidente y precandidato a la reelección, especifica también la modificación y la extensión de los plazos para abonar las retenciones móviles. Así, las empresas que en el año calendario inmediato anterior a la fecha del registro de la solicitud de exportación hayan exportado por menos de 20 millones de dólares, tienen un nuevo plazo de espera de 90 días corridos, en lugar de 60, sin intereses, para el pago de los derechos.

«El cambio tendrá un gran impacto en sectores como el arrocero, cerezas, uvas, hortalizas como el ajo, cebolla, maní, arándanos, nuez pecán, legumbres, pistachos, miel, entre otros. En el 2018 estos productos representaron un valor de 2272 millones de dólares por exportaciones», había añadido el funcionario que intenta dar una buena mirada hacia aquellos índices que generan expectativas sobre el futuro de la economía del país para sumar posibilidades en la Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).