«Necesitamos poder despedir sin causa a empleados», comentó Crivelli

«Necesitamos poder despedir sin causa a empleados», comentó Crivelli

En el marco de la firma del acuerdo de asociación estratégica entre los bloques económicos del Mercosur y la Unión Europea celebrado por el Gobierno nacional de Mauricio Macri tras 20 años de negociación y con el objetivo de desbloquear más del 30% del Producto Bruto Interno (PBI) mundial, múltiples economista y empresarios hablaron acerca de las reformas que se deben realizar para poder llevar a cabo este acuerdo firmado en Bruselas. Ya que, en este momento, las Pymes del viejo continente cuentan con una mejor situación macroeconómica.

De esta manera, el dirigente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Gerardo Díaz Beltrán, se había dedicado a pedir al máximo mandatario, una baja de las tasas de interés, la rebaja de impuestos, la eliminación del impuesto al cheque y la modernización laboral. En este sentido, el presidente de la Cámara de la Construcción (Camarco), Julio Crivelli, se mostró a favor de una presunta reforma laboral y, en ese sentido, habló de la necesidad que tienen los empresarios «de poder despedir a trabajadores sin necesidad de costear una indemnización».

Crivelli se expresó en una entrevista con FM Futurock, con lo cual comentó sobre la necesidad de las pequeñas y medianas empresas a la hora de poder contar o no con un empleado que sea productivo para la organización. «Necesitamos poder despedir sin causa a empleados en todas las industrias y comercios, ya que muchas empresas no son grandes por tener en sus filas a empleados de baja productividad», determinó el dirigente.

Siguiendo esta línea y siendo consultado sobre si la idea principal consistía en poder despedir a cualquier empleado independientemente del momento, el titular de Camarco fue contundente. «Totalmente, en la industria y el comercio”, afirmó, para luego elogiar el modelo que se aplica en otras latitudes. “La realidad es que los países que tienen menores requisitos de despidos son lo que tienen mayor productividad y cantidad de empleos», agregó.

«En la construcción, en cualquier momento el empleador toma la decisión de despedir a un trabajador sin ninguna causa o motivo. Esto genera un recambio hacia la calidad. O sea, los que trabajan mejor ser quedan, y los que trabajan poco o tiene bajo rendimiento son sustituidos», definió el mandatario de la Cámara de la Construcción, mientras comparte la mirada del empresario Martín Cabrales, quien detalló: «queremos que haya mayor flexibilización. Que sea más fácil despedir y contratar gente».

«La postura nuestra es en general, y no en relación con la industria de la construcción, que tiene un sistema totalmente flexible y meritocrático, que sería bueno que se aplique en el resto de las industrias. La productividad en la Argentina es muy baja porque no existe meritocracia por las razones que explicó Cabrales y compartimos todos», determinó Crivelli correspondiendo al pensamiento político de José Luis Espert, precandidato por el frente «Despertar».

Por último, en relación con la idea que tendría el Gobierno actual de impulsar un proyecto sobre reforma laboral, Crivelli afirmó que «todos nos damos cuenta de que, es necesaria en la Argentina. No hay nadie que no se plantee esta cuestión. A lo sumo habrá cuestiones de método, y ver cómo hacerlo con el menor daño posible. Si no mejoramos la productividad, el convenio con la Unión Europea es impracticable».