La recesión en la actividad industrial

La recesión en la actividad industrial

En un momento donde todos los índices son importantes para el oficialismo de Mauricio Macri para poder alcanzar el objetivo de la recuperación económica que determine la confianza de la gente una vez más en los cuartos oscuros durante las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto, La Unión Industrial Argentina (UIA) realizó un informe sobre la actividad industrial de mayo, la cual se contrajo un 6,7% interanual, por lo que aglomeró una baja del 8,6% en los primeros cinco meses del 2019.

«La mayoría de los rubros industriales presentaron caídas interanuales. Para el segundo semestre se espera que la actividad industrial encuentre piso, debido a la baja base de comparación interanual de mayo y junio», afirmó. «Entre los más afectados, se encontraron el sector automotriz con una merma del 35,3%, la industria textil con una baja del 19,8%, metalmecánica con un retroceso del 7,3% y la producción de minerales no metálicos y metales básicos con descensos del 6,2% y 6,1%, respectivamente. Al igual que en el mes anterior, la contracción de la demanda interna repercutió en los niveles de actividad de estos sectores», detalló el texto.

«Otros rubros, como papel y cartón tuvieron una disminución del 3%, mientras que edición e impresión cayeron un 2,5 por ciento. Mientras que la producción de alimentos y bebidas registró una suba interanual del 1,3%, producto del buen desempeño de la campaña agrícola. La dinámica de las exportaciones continúa sin lograr compensar la contracción del mercado interno», sostuvo.

«En el caso de manufacturas de origen industrial se mantuvieron relativamente estables en mayo, con una leve caída del 0,7% interanual, medidas en dólares corrientes y con una suba del 3,1%, medidas en cantidades. Además, continúa la caída en rubros como materias plásticas con el 13,8% y material de transporte terrestre con el 10,7%», destacó el informe de la UIA, según destacó el diario El Intransigente.

Asimismo, el ente aclaró: «Sí se vio impulso de las exportaciones por parte de metales comunes y sus manufacturas con un crecimiento del 24,8%, caucho con un avance del 15% y máquinas, aparatos y material eléctrico con un aumento del 12,6 por ciento. Tanto la utilización de su capacidad instalada como la dinámica de las importaciones reflejan lo que sucede con los niveles de actividad industrial y el consumo privado».

Por último, el organismo adelantó en su investigación: «Los datos preliminares de junio de sectores, como la producción de minerales no metálicos para la construcción, adelantan otro mes de caída en la producción industrial. Otros rubros, como la producción automotriz, presentan bajas del 39,3% al seguir afectados por el cambio en las perspectivas de actividad de Brasil».

Hace poco la UIA había precisado que el sector acumuló en el primer trimestre del año un descenso superior al 9%, con relación al mismo período del 2018. «Los indicadores mostraron resultados a la baja en todos los rubros. En marzo, los datos de empleo registraron una caída del 5,8% interanual y las exportaciones de manufacturas de origen industrial mostraron una contracción interanual del 6,5%», remarcó.