Las repercusiones del paro de colectivos

Las repercusiones del paro de colectivos

En medio de las constantes amenazas de paro por parte del sindicato que nuclea a los trabajadores que realizan su función de conducir los colectivos que brindan un servicio público, Regino Amado, ministro de Gobierno y Justicia, habló hoy sobre el conflicto que mantiene el gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat).

«Sabemos que los que sufren con estas medidas son los usuarios, pero también nos preocupan los trabajadores. Este sector, en muchas provincias, está padeciendo las políticas erradas del Gobierno nacional», dijo acerca de la problemática que afecta a las personas más vulnerables de la sociedad, ya que son aquellas que más utilizan el servicio que es subsidiado por el Estado nacional y provincial.

«Es diferencial el aporte que recibe Buenos Aires y Capital Federal que es el 90% total de los fondos y el resto de las provincias solo el 10%», en esta oportunidad, el funcionario se dedicó a criticar la «gran diferencia en la distribución de los fondos», siempre siendo respetuoso de la línea editorial referida por el gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur, quien también se había expresado respecto de los porcentajes de cada región.

«La provincia pone todos los meses lo que tiene que poner y en algunos casos tuvimos que adelantar el pago para poder atender los reclamos del sector. No puede haber tanta diferencia en esa distribución. Desde la provincia aportamos para mantener un boleto accesible», determinó el ministro por los fondos que derivan desde las arcas de Tucumán para que las empresas de transporte mantengan el precio de los boletos.

«En Tucumán, el gobernador, Juan Manzur, está preocupado por esta situación que tiene de rehenes a los usuarios. Acá tienen que cambiar las políticas económicas que ya provocaron el cierre de muchas empresas y Pymes», comentó responsabilizando a la gobernación nacional teniendo en cuenta las medidas de ajuste llevadas a cabo para poder afrontar el ciclo económico recesivo por el que pasa el país.

Para terminar, Amado reflexionó que «en nación están empecinados con Tucumán, por eso salen funcionarios nacionales a defender al presidente Mauricio Macri y buscan argumentos para quedar bien y terminan mintiendo a la gente». Así definió que desde Nación están en contra de la provincia por ser gestionada por el presidente del sector del Partido Justicialista, Manzur.

«Nosotros venimos acompañando, en la medida que el Gobierno nacional se retira. En Tucumán aprobamos una ley y asistimos con dinero para el sector» y añadió que, si Nación no cumple con las remesas para el transporte público, la situación no se podrá «aguantar por mucho tiempo». Además, declaró: «si no hacemos una Argentina federal en cuanto a la distribución de los subsidios nacionales, los problemas van a seguir».