No es culpa de uno, ni de otros, ¿entonces de quién?

No es culpa de uno, ni de otros, ¿entonces de quién?

En relación con la subida del boleto, Juan Manzur denotó en diálogo con la prensa su descontento con el Gobierno Nacional y sentenció que todo lo que está ocurriendo con el transporte del interior es consecuencia de las políticas del oficialismo. En el mismo orden de ideas, también aseguró que «son muchos los gobernadores que sacan plata de donde no tienen para que no paren los colectivos y por eso dejan de comprar los remedios para los hospitales».

Manzur afirma que su malestar en cuanto a este tema no vienen de ahora, ni de ayer, sino que inició con la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y del precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto. El mandatario provincial señaló que «hicieron 1.400 kilómetros para decir que el Gobernador se tiene que hacer cargo del transporte».

El tucumano retó al Gobierno Nacional diciendo: «Por qué no le dicen la verdad a la gente. La verdad es que el 90% de los subsidios al transporte se queda en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. Esta es la causa de que al resto de la Argentina no le alcance la plata y surjan problemas. No solo en Tucumán, sino en todas las provincias del interior», y en la misma línea, añadió: «La política económica del gobierno de Mauricio Macri está llevando a esto. Después de más de tres años de Gobierno no hay indicadores sociales y económicos que sean buenos para los argentinos».

Además de todas las declaraciones dadas, también polemizó que «la política económica del gobierno de –Mauricio Macri está llevando a esto. Después de más de tres años de Gobierno no hay indicadores sociales y económicos que sean buenos para los argentinos». Afirmando que es desigual la distribución de los ingresos nacionales: «Como se asignan los recursos desde el Gobierno de la Nación, se crean dos argentinas con ciudadanos de primera y ciudadanos abandonados por el Estado nacional».

La economía cada vez se está viendo más afectada y según lo demuestran, nadie pareciera ser responsable de ello, mientras tanto, son los argentinos los que sufren todas las consecuencias, no en un sector, sino en toda su extensión terrestre. La subida del boleto a $24 pesos representa la crisis económica que se quiere ocultar y aunque al parecer se complica llegar a acuerdos en algunos temas, es prioridad escuchar los déficit de la nación y actuar.