«Rentas y AFIP persiguen por demás a los comercios legales», determinaron empresarios

«Rentas y AFIP persiguen por demás a los comercios legales», determinaron empresarios

El contexto macroeconómico se encuentra marcado por la recesión que es detallada por la caída de las ventas en los locales comerciales como supermercados y shoppings, la baja de las actividades productivas, la creciente tasa de desempleo y de empleo no registrado, según los índices que son difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la República Argentina (INDEC).

En medio de este panorama, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), institución que nuclea a todas las micro, pequeñas y medianas empresas del país, además de las cámaras y federaciones económicas de las provincias, lanzó un informe acerca de la situación del sector textil, el cual muestra ser el más afectado por las actividades realizadas por fuera de las leyes tributarias y de empleo.

Teniendo en cuenta la información revelada por el ente, se detalla que el rubro de los textiles es el más afectado con un 65,8%, seguido por «Alimentos» con un 10,3%. Ambos representan el 76% del flagelo que afecta a los pequeños y medianos comerciantes. A dichos rubros les siguen: «Bijouterie (6,8%); Calzados y Marroquinería (6,8%); “Tecnología (4,3%); Deportes (3,4%) y Bazar (2,6%). La venta ilegal en vía pública y saladitas ascendió a $ 120.177 millones durante 2018».

«Rentas y la Administración Federal de Ingresos Públicos persiguen por demás a los comercios instalados que no saben cómo llegar a fin de mes pagando todas las cargas impositivas. Sin embargo, no ve a los comercios que no están en regla. Se deberían regular las ventas por Internet, lo que produce una competencia desleal a los comercios que están abonando servicios y todo tipo de impuestos», resaltaron los empresarios encuestados por CAME.

El 50% de las entidades y los comercios consultados consideran que los controles aplicados para combatir el comercio ilegal son «muy insuficientes», mientras que un 20% los consideran «insuficientes». Es decir, el 70% tiene una valoración negativa respecto a este tema. Además, de todas las instituciones, Gendarmería es quien tiene la mayor apreciación positiva respecto de los operativos que se realizan, y una imagen negativa significativamente menor (10% inferior) a la labor realizada por organismos municipales, rentas provinciales, AFIP, las policías provinciales, la Policía Federal y la Prefectura.

«El aumento del comercio ilegal es muy importante, tanto de manteros como la venta por redes sociales. Se deben establecer políticas de inclusión impositiva a nivel municipal, provincial y nacional que simplifiquen el régimen fiscal impositivo para que los emprendedores puedan legalizarse», comentaros los empresarios haciendo alusión a todos los sectores y plataformas utilizadas para evadir los controles fiscales.

Asimismo, la mercadería proveniente de las «saladitas» es el tema que más preocupa a los comerciantes y a las entidades, seguido de los productos ingresados ilegalmente de los países vecinos. Entre los ítems que menos preocupación causan se observan las mercaderías producidas por trabajo esclavo y los robadas. «Todos los consultados observaron que la problemática del comercio ilegal radica en la falta o ausencia de controles eficientes», comentaron desde CAME.