110 años de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres

110 años de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres

En un momento donde se realizaron los festejos con un acto oficial sobre el aniversario número 110 de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), juan José Budeguer, presidente del directorio de la institución técnico-científica, al momento de tener la palabra, hizo una síntesis de los logros y proyectos que se tienen para el futuro, y que se llevaron a cabo desde la organización.

«Disminuyeron justo en un momento en el que la necesidad de atender las nuevas demandas de los productores agroindustriales exige acciones que requieren recursos. Esta situación limita el accionar de nuestros equipos de investigación. Por ello, agradezco a nuestro personal su esfuerzo para llevar adelante su labor, recurriendo a soluciones de todo tipo para seguir sirviendo a nuestros productores», expresó el directivo, quién a la vez destacó la ayuda del Gobierno local.

Además, el titular de la organización decidió resaltar que en la industria azucarera se ha logrado cumplir con la planificación que data de hace más de un siglo, teniendo en cuenta el desarrollo del bioetanol, la salida de nuevas variedades de caña, la biorrefinería y los biofertilizantes, entre otros trabajos.

«Entre 2009 y 2019, la Estación ha liberado ocho nuevos cultivares TUC, los cuales se están difundiendo aceleradamente entre productores tucumanos a través de semilla saneada de alta calidad del Proyecto Vitroplantas. Las variedades TUC se han difundido además en provincias del NOA y en países limítrofes, como Paraguay, Bolivia y Uruguay. En este último, una reciente proyección ubica a TUC 95-10 como la tercera variedad más cultivada alcanzando el 20% del área cañera», expresó.

Luego, teniendo en cuenta el bioetanol, el presidente comentó acerca de que el área industrial trabaja con el control de fermentaciones, junto con técnicos de fábricas productoras, con el objetivo de mejorar rendimientos y conseguir más litros por tonelada de caña. En este sentido, detalló que «esto haría posible primero disminuir y luego eliminar el uso de gas en esas calderas. Posteriormente, generaría excedentes de energía eléctrica para su comercialización».

«La finalidad es cumplir y agilizar los requisitos exigidos por los mercados, que son necesarios para la exportación a Estados Unidos y Europa», concretó el encargado sobre el programa Citrus, en el cual «que se viene trabajando en la evaluación de más de 30 híbridos portainjertos y que se adaptó el funcionamiento de los laboratorios para atender a los productores y así llevar adelante los análisis referidos a ácaros y enfermedades».

Por último, dijo que «la evaluación de tratamientos de frío para limón, junto a empresas del medio, constituyen un valioso aporte orientado claramente a apoyar en forma firme y concreta, la estrategia para la apertura de nuevos mercados, al igual que el uso de reguladores de crecimiento para mejorar la calidad de frutas con estos fines».