La situación del conflicto con Emilio Luque

La situación del conflicto con Emilio Luque

En un momento donde las sucursales de la cadena de supermercados de Emilio Luque se encuentran en una situación complicada por el contexto macroeconómico del país, se suman a las tensiones y la falta de certezas, las cuales mantienen su más alto nivel en el conflicto laboral. Este está involucrado directamente con las medidas de fuerza tomadas por el sector de los trabajadores por la falta de pago de las paritarias.

En este contexto, esta mañana se realizó una reunión en la cual participaron los ministros de Gobierno y Justicia, Regino Amado; y de Desarrollo Productivo, Luis Fernández; junto con el empresario Emilio Luque; los representantes de la Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio (Seoc), Roque Brito y Oscar Cano; y los delegados, para escuchar a las partes y arribar a alternativas que permitan avanzar en una solución al conflicto que mantiene la cadena de supermercados con los trabajadores.

«Los empleados recibirán el martes seis mil pesos, y hasta el 10 de agosto la diferencia de lo adeudado del mes de junio», indicó Cano, después de haber participado de dos horas de intercambios para que se logre firmar un acta en la que el empresario se comprometió a pagar el sueldo de los trabajadores que prestan su mano de obra dentro de los locales en San Miguel de Tucumán y en el interior de la región.

En esta línea, se estipuló que el propietario de la firma se comprometió a pagar hoy $4.000 a cuenta del sueldo de junio, y otro importe similar el martes que viene. En total, esas erogaciones ($96 millones) representan el 50% de lo adeudado, explicó Luque. Mientras que el porcentaje restante será cancelado antes del 15 de agosto, luego de las elecciones primarias, las cuales podrían modificar el panorama económico una vez más.

A su turno, el empresario detalló que otro punto importante del acta obedece al compromiso con el Gobierno y el gremio, ya que podría «comenzar el mismo lunes con las gestiones para obtener un financiamiento en bancos, que nos permita ponernos al día con lo adeudado, poniendo como garantía el alcohol», contó el empresario que mantiene el mismo conflicto en la mayoría de sus locales de ventas minoristas.

«Se realizará una asamblea, y se levantarán las medidas en los molinos harineros, pero seguirán la de Los Vázquez y en otros supermercados hasta que haya una solución definitiva», dijo el gremialista analizando directamente la modalidad de continuación sobre las medidas de fuerza por parte de los trabajadores.

«El lunes tenemos visita de una empresa nacional interesada en algunas sucursales, el miércoles llega otra empresa. Hoy, por la falta de financiación, esta empresa no puede comprar la mercadería necesaria para poder hacerle frente a la situación. El supermercado ubicado en la localidad de Famaillá ya fue vendido y se conservaron los 21 puestos de trabajo. El resto de las sucursales están en venta», comentó Luque.