«El 30,7% registró rentabilidad negativa», reflejó un informe

«El 30,7% registró rentabilidad negativa», reflejó un informe

En un contexto marcado por una macroeconomía del ciclo recesivo debido a la caída de los consumos, la pérdida del poder adquisitivo que, si bien muestra una desaceleración, sigue siendo alto. Así, sabiendo del marco en el cual se desenvuelve la actividad de las pequeñas y medianas empresas, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) presentó un informe que resalta la expectativa de la industria.

Tomando el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP), que mide el desempeño mensual de las pequeñas y medianas industrias (Pymis), se demostró que, un tercio de las empresas evalúa realizar inversiones este año, independiente de lo que suceda electoralmente con las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) del 11 de agosto, y las generales del 27 de octubre.

También el informe reflejó que se destacan planes para compras de maquinarias, ampliación de instalaciones, nuevos sistemas de software o un marketing más intenso, según las encuestas realizadas para la confección de los índices que detallan el futuro inmediato de las empresas que se vieron afectadas por las medidas y contextos que afectan a la actividad.

«La Feria Internacional de la Máquina Herramienta y Tecnologías de la Producción -FIMAQH 2020-, está en una gran parte ya vendida, y eso marca expectativas de inversión futura porque son todos bienes de capital y la mayoría de lo que se exhibe está pre vendido siendo la feria más grande en Argentina y la segunda en Latinoamérica», destacaron desde CARMAHE.  

«Otro que tiene perspectiva es el exportador, que espera que con el acuerdo Mercosur-UE en el mediano plazo reactive la actividad, aunque en junio volvió a ser predominante la proporción de industrias con caídas anuales en su producción. Ese resultado alcanzó al 27,2% de las empresas cuando en mayo ese porcentaje había mejorado a 39,2%. Mientras que el 59% registró caídas anuales en su producción (50% en mayo) y el 13,8% se mantuvo sin cambios», definió la CAME.  

Separando por sectores, la caída más profunda en la comparación anual se dio en Material de transporte, con una disminución del 17,7% y Productos de madera y muebles con una caída del 17,2%. «El consumo está muy retraído y las tasas de interés muy altas, esperamos que se reactive algo la demanda porque estamos haciendo un gran esfuerzo por sostener el personal sin ventas», coinciden los productores de material de transporte. 


El uso de la capacidad instalada en las pymes subió levemente, de 58% en mayo a 58,3% en junio. Incluso «Alimentos y bebidas», donde si bien la producción creció, en promedio las empresas trabajaron con el 62% de sus instalaciones. El porcentaje de empresas con rentabilidad positiva se redujo a 35,7% frente al 41,7% de mayo, aunque sigue por encima de abril. El 30,7% registró rentabilidad negativa.