César Milani recibe una prórroga de la Justicia

César Milani recibe una prórroga de la Justicia

Después de los resultados de las PASO del 11 de agosto, los cambios en la justicia de la provincia de Tucumán, y luego del estancamiento de las causas procesales de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el teniente general retirado César Milani, exjefe del Ejército durante el kirchnerismo, recibió un nuevo guiño de la justicia federal teniendo en cuenta sus causas.

El teniente posee causas por delitos de lesa humanidad que debía tener inicio durante el 12 de septiembre. Pero, sin embargo, fue postergado y la audiencia inaugural fue reprogramada para el 10 de octubre, al aducir uno de los miembros del tribunal «problemas de salud», según se dio a conocer de manera oficial por parte del órgano encargado de impartir justicia dentro de la provincia.

Milani debe ser juzgado en esta región por la desaparición del soldado riojano Alberto Agapito Ledo, un hecho ocurrido en Tucumán durante 1976. Milani, que era subteniente del Ejército al momento de los hechos, irá a juicio por «encubrimiento agravado y falsificación de documento público», junto con el excapitán Esteban Sanguinetti, quien está imputado por el asesinato de Ledo, señalaron por su parte fuentes judiciales.

En este sentido, a fines de 2018, el juez federal Fernando Luis Poviña elevó la causa por la desaparición del soldado Ledo a juicio oral. Tras una instrucción de más de dos años, el magistrado procesó a militar sin prisión preventiva, y le imputa al Milani, por entonces subteniente, la falsificación de un sumario sobre la deserción de Ledo, cuando estaba bajo su mando.

Ledo, nacido en La Rioja y de 20 años, desapareció cuando cumplía el servicio militar en el Batallón 141 de Construcciones, que estaba desplegado en la localidad tucumana de Monteros. La última vez que vieron con vida al soldado Ledo fue junto a Sanguinetti, motivo por el cual se lo vincula directamente en la cauda principal.

Cuando se dispuso el proceso de procesamiento del exjefe del Ejército argenitino, el juez Poviña decidió sostener que «si bien Milani en aquel momento tenía un cargo bajo dentro del escalafón militar, a esa altura de las circunstancias, pasados tres meses del golpe de Estado, era altamente improbable que desconociera la metodología de desaparición de distintos ciudadanos».

Sin embargo, esta vez la suspensión se debe a que el juez de Catamarca Enrique Liljedahl, que integrará el tribunal, notificó que se someterá en septiembre a una cirugía intestinal, lo que le demandará un tiempo de recuperación. Por eso, el Tribunal Oral Federal de Tucumán (TOF) movió la fecha del proceso a un par de semanas antes de las elecciones presidenciales que se desarrollarán durante el 27 de octubre.