«Anticipan una inflación para este año de más del 55%» dijo Manzur

«Anticipan una inflación para este año de más del 55%» dijo Manzur

Las elecciones Primarias en Argentina significaron un duro golpe para las aspiraciones del Gobierno Nacional. Esto afectó tanto en fines políticos, como en términos económicos y financieros. Los resultados de las PASO fueron una catástrofe anunciada por la inestabilidad de la estructura del país que vio como ese mismo lunes la moneda local se depreciaba un 25%, mientras el Riesgo País subía a 1.957 puntos, según datos del analista económico Martín Tetaz.

Este panorama significó el establecimiento de medidas para «aliviar» el pasar de las personas. En este sentido, el presidente dispuso un paquete que atrajo polémica entre los gobernadores justicialistas del país por la reducción de la coparticipación, ya que los paliativos del Ejecutivo nacional fueron la quita del Impuesto al Valor Agregado de alimentos básicos, la exención del pago monotributario de septiembre y la suba del mínimo no imponible en los Impuestos a las Ganancias.

En este sentido, Juan Manzur, gobernador a fin al espacio político de Alberto y Cristina Fernández, Frente de Todos, expuso que «la inflación y la reducción de coparticipación por los decretos de la Nación afectan a las provincias con distintas intensidades». Estas «intensidades», se basan en el nivel de gasto público que posee cada región a la hora de realizar el presupuesto debido.

Además, explicó según su mirada, que pese a que la provincia no tomó deuda externa en dólares y está ordenada, «todo este proceso de una política económica nacional errada va a terminar impactando negativamente en toda Argentina y Tucumán no es una isla». Así, hizo alusión a la macroeconomía que no tiene solución de pérdida del poder adquisitivo del dinero hace 70 años, según lo expresó el economista José Luis Espert.

En esta misma línea, detalló que «ya anticipan una inflación para este año de más del 55% y las tasas de interés están en 85%. Seestá quebrando el sector productivo, porque no se puede seguir produciendo en estas condiciones», admitió el mandatario teniendo en cuenta la situación de los intereses, las tarifas, pero no los costos tributarios, los cuales sirven como desaliento para el sector creador de riquezas.

En un contexto nacional donde incrementa el valor de los servicios, los combustibles, los alimentos y los remedios, el líder del poder Ejecutivo provincial aseguró que «todo aumenta y al Gobierno provincial le reducen los ingresos». Así, Manzur orientando la preocupación a la disminución de sus recursos, y no al «alivio» paliativo que planteado con la eliminación del IVA.

«No hay que ser economista para entender lo que está pasando. Si la Provincia por coparticipación recibe menos, si las empresas y el sector productivo están complicados, todo este proceso va a terminar impactando negativamente en todas las provincias argentinas», cerró, solamente cuestionando al manejo de dinero estatal, lo cual va en contra de la estructura de los mercados a la hora de poder generar puestos laborales, ya que gestionan de mala manera, creando una atmosfera macroeconómica adversa.