Reuniones sobre emergencia alimentaria en Tucumán

Reuniones sobre emergencia alimentaria en Tucumán

Ayer se dio a conocer que el proyecto de «emergencia alimentaria» ingresó al Congreso con el apoyo de 13 firmas. Esto fue solicitado por el espacio político liderado por el exministro de economía y candidato para la presidencia del país, Roberto Lavagna y el gobernador de Salta y compañero de fórmula por Consenso Federal 2030, Juan Manuel Urtubey, teniendo en cuenta la situación socioeconómica del país.

En este contexto, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, se reunió el pasado lunes con diputados de los bloques Peronismo Federal y Frente para la Victoria, con el objetivo de plantear la problemática de la situación alimentaria en la Provincia, con vistas a la próxima sesión de la Cámara Baja donde se planteará la necesidad de analizar una norma respecto a la temática que se volvió polémica en los últimos días.

«Esta reunión surgió como consecuencia del encuentro que tuvimos la Liga de Ministros de Desarrollo Social en la Casa de San Juan en Buenos Aires, con el gobernador Sergio Uñac y con el diputado Daniel Arroyo, que es nombrado posible ministro de Desarrollo del país si Alberto Fernández es electo presidente, y hablamos de la necesidad de sancionar la Ley de Emergencia Alimentaria», afirmó Yedlin sobre la información dada a conocer por el diario El Aconquija.

También, en el encuentro, el diputado Pablo Yedlin puntualizó que el «convenio que financiaba a los comedores escolares con fondos nacionales en un 40%, hoy no llega ni al 14%, que se traduce a 700 millones de pesos anuales, o sea que deberían haber puesto 280 millones y hoy solo nos están enviando 100. La verdad que no hubo actualizaciones en los últimos años y eso nos preocupa. Los Ministerios de Desarrollo Social son los que llevan la carga del cuidado de los chicos y adultos mayores, y debemos gestionarles herramientas para que puedan hacerlo».

En tanto, Marcelo Santillán, funcionario del Congreso, destacó que «esta reunión informativa y de trabajo fue muy importante, y nos pusimos al tanto de lo que está aconteciendo en materia alimentaria. Nuestros comprovincianos están sufriendo las consecuencias de gobierno nacional y eso nos preocupa mucho. Nos comprometimos en articular el trabajo de los distintos bloques del Congreso para poder darles soluciones a las provincias y garantizar el bienestar de los más vulnerables».

«No voy a negar que hay gente que la está pasando muy mal y me constan los esfuerzos que se hacen desde el Ministerio de Desarrollo Social para aliviar esa situación. Quiero que alguien me diga exactamente qué quiere decir técnica y prácticamente la emergencia alimentaria, porque parece que en la Argentina medio país se estuviera muriendo de hambre y eso es mentira», había asegurado Pablo Avelluto, secretario de cultura.

«La situación por la cual sectores de la Iglesia y los movimientos sociales dicen hay que declarar la emergencia alimentaria, ¿Qué quiere decir? ¿Qué hay que repartirles comida a los movimientos sociales? ¿Qué hay que darle más plata a Juan Grabois, líder de la CTEP? ¿Qué hay que establecer la reforma agraria?», agregó de manera el funcionario encargado de una secretaria que para muchos liberales representa un «gasto», y un «centro de adoctrinamiento».