Desde CAME solicitan la extensión del plazo de obligación de ingreso de divisas

Desde CAME solicitan la extensión del plazo de obligación de ingreso de divisas

En un contexto marcado por la inestabilidad y fragilidad económica argentina, el Banco Central de la República Argentina había establecido una medida que obliga a las empresas exportadoras a liquidar sus divisas, las cuales serían resultados de sus ventas en el país. También, detalla que las compañías tendrán que pedir autorización al BCRA para girar divisas al exterior de la Argentina.

Así lo estableció el Gobierno nacional a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 596 del 28 de agosto. Dentro del documento, la norma considera que «ante diversos factores que impactaron en la evolución de la economía argentina y la incertidumbre provocada en los mercados financieros, el Poder Ejecutivo Nacional se vio en la necesidad de adoptar una serie de medidas extraordinarias tendientes a asegurar el normal funcionamiento de la economía, sostener el nivel de actividad y empleo y proteger a los consumidores».

En este sentido, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) envió un documento para pedir al presidente de la institución, Guido Sandleris, para que considere una extensión del plazo de obligación de ingreso de divisas, sobre los establecidos en las últimas Comunicaciones «A» 6770 y 6776 del BCRA, en rubros tan sensibles a nuestras economías regionales.

«Teniendo en cuenta que la exportación es considerada por todos como la actividad a defender, promover y activar, para que su crecimiento sea un tractor de toda la economía, nuestras pequeñas y medianas empresas necesitan que se mantenga la previsibilidad y seguridad jurídica que nos permita proyectar a mediano plazo las relaciones con clientes, actuales y futuros», redactó CAME.

En esta línea, la obligación de ingreso se encuentra estipulada en 15 días, lo cual, según la Confederación, «hace imposible su cumplimiento por lo inmediato de la aplicación de la norma, sobre operaciones que se habían pactado considerando las normativas existentes hasta el 1° de septiembre de 2019, es decir de la Resolución 57/2016». Por otro lado, consideraron que «las reglas en estos momentos dejarían a nuestras pymes fuera de consideración como proveedoras del mercado internacional creíble».

De esta manera, «hemos solicitado que se extienda el periodo de ingreso de divisas de las posiciones 1202.42 y 1006 en su totalidad de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) a 180 días para proteger la integridad de nuestras economías regionales y la trayectoria ganada con tanto esfuerzo a raíz de un gran trabajo en los últimos años», confirmó la organización que nuclea a 1.491 Cámaras y Federaciones económicas de todo el país.

Por último, se reconoce que la falta de una resolución positiva dejará a los sectores en una situación de ilegalidad, inicialmente, hasta tanto los clientes vayan pagando de acuerdo con lo contractualmente pactado, y sin clientes, en un segundo momento, cuando dejen de comprarles por no poder acceder a las condiciones comerciales requeridas. Así, se nombran los rubros en los que el problema se hace presente como el arroz y el maní.