«Asistieron los pobres gobernadores peronistas, los indigentes sindicales y los pobres empresarios»

«Asistieron los pobres gobernadores peronistas, los indigentes sindicales y los pobres empresarios»

El escenario principal de la actualidad está marcado por las discusiones por la emergencia alimentaria, donde el gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Manzur, fue uno de los personajes que se manifestó en contra de las medidas paliativas generadas por el Gobierno Nacional de Mauricio Macri al combatir la inestabilidad económica. En este contexto, se invitó a Alberto Fernández para compartir una comida y armar una estrategia electoral.

El líder del espacio político del Frente de Todos visitó el Jardín de la República para reunirse con Manzur y participar de actos. Pero, para darle la bienvenida, en la región que se discute sobre la cantidad de dinero que se recibe por medio de la coparticipación al ser eliminado el Impuesto al Valor agregado, se realizó un asado en donde se gastó aproximadamente «20 millones de pesos», según comentó el diputado nacional por Juntos por el Cambio, José Cano.

«El kircherismo al máximo: además de gastar $20 millones en un asado para Alberto Fernández en Tucumán, el Gobernador les prestó el avión oficial a Fernando Espinoza y Verónica Magario. Esto ya se hizo antes. Como siempre, se creen dueños del Estado», definió el diputado en su cuenta de redes sociales sobre la situación que tuvo polémica en todo el país.

El concejal José Luis Avignone también se expresó en contra del asado multitudinario con la presencia del Kirchnerista Fernández que tiene posibilidades de tener el puesto más importante del poder Ejecutivo. «Qué insólito este Tucumán, mientras tienen el tupé de querer sancionar una ley declarando la emergencia alimentaria nacional por la supuesta hambruna, ayer consumieron 2.000 kilos de vacío, 10.000 empanadas, 1.000 kilos de chorizos y más de 1.000 kilos de ensaladas».

«Asistieron los pobres gobernadores peronistas, los indigentes sindicales de la CGT, banqueros, industriales y los pobres empresarios, que cuando les piden que paguen un bono de $ 5.000 a sus empleados pareciera que tienen espinas en los bolsillos. ¿Por qué no invitaron a todas las personas en situación de hambre de los distintos barrios de la capital como para paliar la emergencia alimentaria que pregonan por todos lados?», cuestionó el funcionario.

«Es bastante hipócrita que la Legislatura, que tiene uno de los presupuestos más altos del país, reclame a la Nación que se ocupe de la emergencia alimentaria. Más aún cuando esa misma Legislatura dispone de millones de pesos, de dudosa legalidad, acumulados en los tristemente célebres fondos excedentes», criticó después de darse a conocer los resultados de la media sanción del proyecto de emergencia alimentaria que se votará próximamente en la Cámara de Senadores.

«Tucumán se encuentra en una situación vulnerable desde hace décadas, pero eso jamás se reflejó en decisiones políticas o presupuestarias que permitan revertir ese cuadro crítico. Si uno analiza el presupuesto de la Provincia, votado por esta misma Legislatura que ahora alza la voz contra la Nación, podemos encontrar que para Promoción y Asistencia Social Tucumán destina un 2,3% de sus partidas», finalizó.