Connect with us

Hi, what are you looking for?

Zenteno

Política

Prioridades en pandemia: Zenteno cambió las garitas porque “no le gustaban”

Se sacan las viejas y se ponen nuevas, más modernas y con más luces.

banner

Más allá de las diferencias entre sectores políticos y los proyectos que representan, no puede ser que no coincidan ni en las garitas para colectivos. La gestión actual de la intendenta peronista Susana Zenteno hizo sacar las garitas que hizo el exjefe comunal radical Gustavo Jalile para poner otras. Es muy probable que la plata le sobre en esta pandemia o que no haya lugares para poner más garitas. Es por eso que se sacan las viejas y se ponen nuevas, más modernas y con más luces.

En un momento de extremo delicadeza económica dónde la ayuda a las familias hace la diferencia entre comer y no comer, la intendenta Zenteno se da el lujo de tirar abajo las garitas de la administración anterior. Esto para colocar otras que le gustan más o que representan más el proyecto peronista. El punto que al parecer la prioridad de la jefa comunal chacarera son las garitas y no la evidente emergencia sanitaria.

Con este criterio político da la impresión que la crisis financiera golpea a todo el mundo menos a Valle Viejo pues las garitas iluminadas y más bonitas no podían esperar más. Era primordial darle de baja a las garitas de la gestión anterior pues representan al radicalismo. La intendenta busca diferenciarse de la gestión Jalile con estas estructuras nuevas en lugar de hacerlo por el lado humanitario atento al contexto al que nos arrojó el coronavirus.

Asimismo, con la remodelación de la plaza, Zenteno quiere darle un toque de ciudad moderna a Valle Viejo. Esto aunque el principal paseo público de Valle Viejo se haya inundado con la última lluvia. También a pesar de que los colectivos quedan atrapados en el asfalto (por las cloacas mal hechas), mientras, los ciudadanos pueden esperan cómodos y bien iluminados en la garita de la esquina. No hay accesibilidad y las calles son ríos pero lo importante es que la garita sea made in Zenteno.

Es como el escándalo de la máquina municipal prestada a la familia del diputado Barros. No hay forma de justificarlo si la retro fue pedida para otros vecinos con mayores necesidades sin tener la misma suerte que el legislador. De igual manera, cambiar las flamantes garitas puede justificarse siempre y cuando otras necesidades consideradas urgentes de los vecinos chacareros hayan encontrado alguna respuesta oficial.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code