Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Andalgalá

Política

Corte antiminero en Andalgalá: juez pide que las autoridades que no cumplan con su rol que se vayan a su casa

Dijo que es hora de sacarse las caretas porque se terminó el carnaval.

banner

Tras los incidentes violentos en el corte de ruta antiminero en El Potrero que reflejó El Aconquija, habló el juez de Control de Garantías, Rodolfo Cecenarro. Dijo que es hora de sacarse las caretas porque se terminó el carnaval en Andalgalá. Afirmó que las autoridades deben dar la cara y que si no están dispuestos a hacer lo que corresponde que renuncien y se vayan a sus casas. Que el escrito presentado por los abogados de El Algarrobo no da ni lástima, da vergüenza.

Al ser consultado por el corte antiminero en El Potrero, el doctor Cecenarro recordó que están suspendidas las actividades de Agua Rica. “Como juez aclaro que técnicamente en el escrito que presentaron no dicen absolutamente nada, es totalmente anodino, no da ni lástima, da vergüenza que un abogado presente un escrito dónde no diga a qué se refiere el corte. Qué es lo que quieren, lo que se está violando. Incorporan una serie de documentación que no tiene nada que ver con el Habeas corpus. Lo que tengo entendido, pero por afuera del escrito, es que se trataría de algún tipo de trabajo de mantenimiento que estaba haciendo la empresa minera”.

Sobre el hecho de violencia entre los ambientalistas que cortaban la ruta y el trabajador avícola Hernán Villagra, el juez expresó que: “Ese es un acto que no tan solo trae violencia sino que también es un acto traicionero. Nadie se imagina que otro vecino del pueblo le va a pegar por algo que uno no tiene nada que ver. Esa conducta desleal tiene que ser no solo cuestionada socialmente por cada uno de nosotros sino que tiene que ser óbice para que actúe la justicia. Si hay un delito, la justicia tiene que actuar y punto”.

En este sentido sostuvo que “ya es hora que en Andalgalá nos empecemos a sacar las máscaras y digamos quiénes somos, se terminó el carnaval. ¿Hay personas violentas? Sí. Hay personas que apoyan a los violentos. Listo. Sáquense las máscaras y digan que está bien que le peguen a otro chico de Andalgalá porque no hace lo que quieren. Y no que, escriba uno, otro pegue y un montón de gente que en Andalgalá los consideramos serios, veraces, gente de bien, grupos familiares, que en definitiva apoyen estas medidas”.

“No veo a nadie que después salga a decir que no coinciden con esta postura violenta. Son distintos grupos. En el caso de estos escribientes de El Algarrobo, si otro integrante no dice que no coincide con lo que se escribe en contra del juez o en contra de que le peguen a un chico, entonces también son cómplices de esto”, expresó el funcionario judicial pero aclarando “tienen todo el derecho a manifestarse, siempre y cuando no perjudiquen los derechos de los otros”.

En esta línea sostuvo que “el hilo se corta por lo más fino. Es lo mismo que pasa con los chicos que están trabajando en las inspecciones del COE, en los puestos camineros. Resulta que al último terminan agredidos violentados y el comisario no hace nada, el oficial no hace nada, no hace nada el fiscal, no hace nada el jefe de la policía, no hace nada el gobernador.

A todos los funcionarios que no actúan como corresponde les diría que renuncien, que se vayan a sus casas o al menos que no agarren la lapicera para firmar cuando son órdenes que son incorrectas”.“Cuando le dicen al policía que vaya y levante el corte, si el comisario le dice que el efectivo vea, se complica. Si el comisario no toma el bastón de mando es porque no sabe si tiene el apoyo del fiscal, el fiscal no sabe si tiene el apoyo del juez, y el juez no sabe si tiene el apoyo del gobernador y el gobernador en definitiva mira para otro lado, al último termina una población como Andalgalá confrontada con hechos de violencia serios. Aquí no hubo un muerto pero de casualidad”, sostuvo.

“Cuando se produce un hecho de violencia, tiene que actuar la policía, la fiscal, lo detienen al violento y ahí recién actúa el juez de Control de Garantías, ve si la restricción a la libertad fue legal y si corresponde que continúe detenido. Se le imputa el delito pero el proceso tiene que terminar y el día de mañana sufrir una condena, no estancarse para que no llegue nunca a un fin”, manifestó Cecenarro.

Para el juez, “lamentablemente si todos los funcionarios miran para otro lado, y la propia comunidad de Andalgalá mira para otro lado”. Respecto al escrito de los ambientalistas expresó: “Me cuestionan porque digo que el escrito es anodino. No corresponde. No podemos darle un certificado en blanco, una carta en blanco, una visa a un grupo de personas que según ellos dicen están cortando pero en el escrito no dicen ni siquiera a dónde están cortando ni quiénes son ni qué es lo que están haciendo. Por eso se les rechaza. Me acusan de juez represor pero no dicen que yo paré las actividades mineras, entonces estos escribientes de El Algarrobo mienten”.

“Todos los derechos fundamentales tienen respeto mundial, no se pueden vulnerar. Pero de todos. No porque haya un grupo que hace ruido y porque son varios, esos tienen derechos fundamentales y resulta que los otros no. Los derechos fundamentales para la integridad física, para que nadie nos toque, para que nadie viole nuestra libertad, para que nadie nos coaccione, los tenemos todos”, manifestó el juez.

“Lo primero que tenemos que hacer es respetar individualmente a cada persona. Lo que pasa es que se agrupan, se masifican, y en esos momentos sobreactúan, después se tapan. Los que están con ellos (los ambientalistas) tienen la obligación de decirles que está mal, que no lo vuelvan a hacer o que no coinciden con lo que se escribió o el hecho de violencia. Pero no lo dicen, no lo hacen, lo siguen apoyando. Entonces están como envalentonados en la forma de actuar. Y estas no son formas de actuar en ningún lugar del mundo y menos en Andalgalá donde todos nos conocemos, somos todos parientes, somos todos amigos. Que cada uno haga el rol que tiene que hacer”, señaló el juez Cecenarro llamando la atención sobre el silencio de las autoridades municipales y provinciales.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code