Foto: Comunicación Tucumán

Denuncian por maltrato a un comisario en El Mollar

Foto: Comunicación Tucumán

Esto fue a raíz de un hecho sucedido el primer día del año.
<a href="https://elaconquija.com/tucuman/2020/01/08/un-comisario-de-el-mollar-fue-removido-tras-una-denuncia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-08T09:45:31-03:00">enero 8, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-08T16:06:25-03:00">enero 8, 2020</time></a>

En la tarde de este martes, el Ministerio de Seguridad de la provincia tomó una medida que tomó por sorpresa a muchos. Desde esta cartera removieron de su puesto al comisario Pedro Medina, quien era el jefe de la comisaría de la localidad de El Mollar. El motivo de esta decisión fue que una mujer de 44 años denunció que fue maltratada en la dependencia policial.

El hecho ocurrió el pasado primero de enero a la salida de un boliche en esa localidad. Según el relato de la policía, una mujer se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, junto a sus dos sobrinos. En ese momento, los efectivos llegaron a lugar para advertirles que estaba prohibido beber ahí y las personas comenzaron a insultarlos y a agredirlos.

Los policías respondieron a la agresión de las personas y los llevaron detenidos a la dependencia policial. En ese lugar estuvieron hasta el 2 de enero a la tarde cuando fueron puestos en libertad. Luego de esto, la mujer se acercó a la fiscalía y denunció que, en la comisaría, ella y sus sobrinos recibieron distintos maltratos. A raíz de esto, tanto el jefe de la unidad, como el oficial de turno, quedaron imputados.

Luego de esta denuncia, el subjefe de la policía, Rolando Gómez, declaró: “Desde el primer momento se decidió junto al Jefe de la Unidad Regional Oeste, Raúl Villafañe, que el comisario acusado sea desvinculado y que la empleada policial implicada sea reubicada en un nuevo destino. Este lunes, la fiscalía Iª del centro judicial Monteros solicitó la detención de ambos y el allanamiento de la dependencia policial de la villa veraniega”.

A su vez, el oficial expresó: “La Justicia deberá determinar el grado de responsabilidad de los efectivos involucrados tras las declaraciones y las pruebas y testimonios ofrecidos, y a partir de eso se decidirá su situación administrativa y procesal. En caso de que sean oficialmente imputados en la causa, serán pasados a pasividad. Mientras que, si no se confirma su detención, serán puestos a disponibilidad”.