Connect with us

Hi, what are you looking for?

Los Altos
Los Altos

Política

Cambio de Gobierno en Los Altos: ya se llevaron televisores y hasta los equipos de aire acondicionado

Descarado desmantelamiento en los últimos días de la administración olveirista saliente.

banner


Era previsible, pero no deja de sorprender el desmantelamiento descarado que se está haciendo de la municipalidad de Los Altos y la hostería de Alijilán tras la derrota del actual intendente, Rafael Olveira, que no pudo conseguir su cuarto mandato. Ya se llevaron los televisores y los equipos de aire acondicionado de las oficinas y habitaciones, máquinas de jardinería y herramientas del taller mecánico, se vaciaron las cuentas del Banco Nación, entre otras maniobras.

Los vecinos están atentos y es por eso que hoy ya hicieron llegar fotos a El Aconquija mostrando que los televisores están desapareciendo junto con los equipos de aire acondicionado de la municipalidad de Los Altos. La misma versión se hizo sentir sobre la Hostería de Alijilán que pertenece y es administrada por el oficialismo municipal que prepara su retirada definitiva el 10 de  diciembre luego de la dura derrota sufrida en la última contienda electoral.



La preocupación no es solo por las cosas que se llevan y que luego la administración entrante deberá comprar de nuevo sino por el estado de las finanzas municipales. Justamente personal enviado por Olveira vació hoy las cuentas del municipio de la sucursal del Banco Nación. Los proveedores y los empleados se encuentran en un estado de estrés pues el despilfarro de Olveira en las PASO y luego en las elecciones de noviembre hizo temblar la economía municipal.

Guardar para tener después

Durante la elección se perdió un maletín del municipio con dinero que era para pagar becas y votos.  Los operadores viendo que la contienda estaba perdida comenzaron a “guardar para tener después”, cuando ya no esté el jefe político en el poder. Se quedaron con la plata, no la dieron.  Además, quién podría reclamar transparencia o exigir una rendición de cuentas de un dinero que circuló por izquierda para comprar voluntades y que se negó sistemáticamente que existiera.

Asimismo están los que agradecen que la transición no sea “larga” atento al daño que sigue haciendo el jefe comunal en este  corto periodo que le queda como intendente del municipio de Los Altos. Olveira gastó o tiró entre 50 y 100 millones de pesos para quedarse en el poder, pero la mayoría decidieron el cambio y se impuso Raúl Barot, un joven contador que encabezó un armado local junto a los concejales radicales Carlos “Kiki” Olveira y Néstor Montalván y el concejal mandato cumplido y dirigente peronista Omar “Negro” Ovejero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code